Volver

IE University China Center presenta su informe sobre emprendimiento e innovación en China durante el South Summit 2021

IE University China Center presents report | IE University

La tercera edición del informe se ha presentado hoy en South Summit.

IE China Center ha presentado hoy en el South Summit 2021 la tercera edición de su informe anual,Un concepto intangible tras un milagro económico tangible (la vocación: ¿qué impulsa a la clase emprendedora china a alcanzar nuevas metas?)”, con la intención de arrojar luz sobre el crecimiento de la economía china a partir del análisis del espacio íntimo —espiritualidad y motivación— de los empresarios chinos que tanto trabajan.

El presente informe, en el que también participa la Universidad de Tianjin (China), ha llevado a cabo varios estudios basados en diferentes fuentes de datos y métodos de investigación cualitativos y cuantitativos para analizar hasta qué punto podemos hablar en términos de una vocación en el contexto de los empresarios y ejecutivos chinos, que sustenta su pasión y tesón, especialmente en los momentos difíciles.

“A los empresarios chinos se les anima cada vez más a utilizar su pasión para reducir las diferencias entre ricos y pobres, para lo cual las estrategias nacionales en China hacen más hincapié en la idea del altruismo social y en el vínculo entre los valores personales y el porvenir del país. Comprender esta tendencia puede servir para generar diálogo y oportunidades de colaboración con empresas chinas, una condición necesaria no solo para que la economía china siga creciendo, sino, y lo que es más relevante, para que todo el mundo se beneficie de ello en los próximos años”, resalta el doctor Bin Ma, director académico del IE China Center.

Para aproximarse a la cultura empresarial tan dinámica de China y al resultado de décadas de rápida expansión económica, el informe se centra en cuatro elementos clave que han permitido comprender mejor las motivaciones internas de los empresarios y líderes empresariales chinos, así como los logros conseguidos. 

“El informe ahonda en la mentalidad que impulsa a los empresarios chinos a superar barreras económicas, sociales y de otro tipo, en la convicción de que lo que les motiva es una vocación, no muy diferente a una fervorosa pasión religiosa o espiritual en Occidente.”
Félix Valdivieso, decano del IE China Center

“Como se señala en el informe, dada la raíz religiosa del concepto de vocación, y atendiendo a la discutible premisa de que los chinos no están, por lo general, familiarizados con el espíritu religioso, la definición de los orígenes e implicaciones de dicho concepto se toma prestada de las religiones occidentales”, afirma Félix Valdivieso, decano del IE China Center.

La conclusión de este exhaustivo proyecto de investigación es que, a diferencia de sus homólogos occidentales, la vocación de los emprendedores y líderes empresariales chinos emana de cuatro factores principales que, en orden de importancia, son los siguientes: 

  • Contribución altruista. Se refiere a la voluntad de servir a los demás teniendo en cuenta las necesidades del prójimo, construyendo el país y devolviendo algo a la sociedad. Esto se explica por el carácter colectivista de la cultura china, que motiva a la gente a trabajar duro por el bien superior de la comunidad, la sociedad y el país en conjunto. Realizar una contribución altruista es el aspecto más importante de la vocación de los emprendedores y directivos chinos porque determina los cuatro tipos de comportamiento estratégico que hemos analizado en este proyecto, a saber: el rendimiento general de la empresa, la responsabilidad social, la diversificación y la internacionalización.
  • Realización personal. Nos referimos aquí a las expectativas propias, la autosatisfacción, la mejora personal y el crecimiento, así como a los objetivos personales fundamentales y al valor de la propia vida. Frente al punto de vista colectivo, en China el individuo sigue desempeñando un papel esencial en la consecución de sus propios objetivos laborales y profesionales. La realización personal mediante el trabajo es uno de los principales motores para los empresarios chinos, quienes fomentan la diversificación y el crecimiento general de sus empresas. 
  • Influencia externa. La motivación de los empresarios chinos suele venir de la mano de factores externos que, como la senda de emprendimiento iniciada a principio de los noventa o el deber de mantener el negocio familiar, permiten aprovechar la transformación económica en China. Además de la perspectiva altruista, este interés por las influencias externas favorece que los emprendedores y directivos chinos se comprometan con la responsabilidad social de un modo más eficiente y eficaz. 
  • Implicación personal. Este aspecto pone de relieve la importancia de la fe, las creencias y las preferencias personales. Una parte significativa de los empresarios y directivos encuestados emprendieron su negocio o eligieron su carrera profesional porque creían en el potencial de ciertos sectores y porque contaban con la pasión y las competencias para marcar la diferencia en ellos. Una pasión que les impulsa a seguir expandiéndose, incluso a escala internacional, y a buscar los recursos y oportunidades necesarias para el desarrollo de su sector.