“Debemos tratar de ser mejores que ayer, sabiendo que seremos peores que mañana”

Javier , España

Grado en Política, Derecho y Economía

Volver

Javier Gómez Cabrera

Sobre mí

Javier es estudiante del Grado en Política, Derecho y Economía de IE y, en el futuro, le gustaría emplear su formación para fomentar el progreso de países en desarrollo mediante la educación. En esta entrevista, Javier nos habla de sus objetivos a largo plazo, del concepto que tiene del éxito y de los hábitos que tendrá que adquirir para alcanzarlo. Además, este estudiante, que aboga por la curiosidad y la empatía, también menciona las cualidades necesarias para convertirse en verdadero agente del cambio. Finalmente, Javier comparte con nosotros algunos consejos y nos anima a que tratemos de “ser mejores que ayer, sabiendo que seremos peores que mañana”.

QUIÉN

Javier Gómez Cabrera, España

POSICIÓN

Alumno de la Universidad

¿Qué tipo de persona te gustaría llegar a ser? ¿Qué te gustaría haber conseguido dentro de diez años y a qué querrías dedicarte?

Me gustaría sentirme realizado, independientemente de las decisiones que haya tomado y de las experiencias que haya vivido. Quiero ser feliz y sentirme bien conmigo mismo y con la gente que me rodea porque, como dijo el filósofo Ortega y Gasset, “yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo”.

Dentro de diez años, me veo comenzando una nueva etapa de mi vida. Me gustaría estar poniendo en marcha la segunda fase de mi proyecto a largo plazo: una organización que, mediante la educación primaria y secundaria, fomente el progreso político, social y económico en países en desarrollo. Mi objetivo es implementar un método educativo que empodere a todas las personas, independientemente de su condición social, y las involucre de forma activa en los procesos de cambio.

En definitiva, quiero emplear la educación como medio para la creación de riqueza. Además, dentro de diez años, me gustaría disponer de las herramientas necesarias, no solo las herramientas tangibles y materiales como el dinero para financiarlo, sino también la capacidad emocional y fortaleza mental para afrontar un proyecto de tal magnitud.

 

Para convertirte en esa persona,

  1. ¿Qué hábitos tienes que adquirir?
    El más importante constituye un cambio de mentalidad: tengo que creer firmemente que soy capaz de marcar la diferencia y de cambiar el mundo que me rodea. Para ello, primero debo ser sincero conmigo mismo. El segundo hábito que necesito adquirir es la constancia: cumplir mis objetivos dentro de los plazos que yo mismo me he marcado. El tercero es aprender a canalizar el estrés y la frustración para transformarlos en algo constructivo. Por último, he de ser consciente de lo que ocurre a mi alrededor y analizarlo desde una perspectiva crítica.
  2. ¿Con quién necesitas colaborar?
    Necesito colaborar con gente de la que pueda aprender y que me ayude a crecer como persona. Creo que lo que tendré en común con esas personas, sea cual sea su campo, es la curiosidad. La curiosidad es lo que nos lleva a preguntarnos el porqué de las cosas. Nos brinda la oportunidad de buscar respuestas y de conseguir que el mundo avance. Una conversación con alguien curioso te permite crecer como persona, especialmente si el interlocutor tiene un punto de vista distinto al tuyo.
  3. ¿Qué habilidades tienes que aprender?
    La curiosidad. Nunca debemos dejar de cuestionarnos cosas y de tratar de dar respuesta a las preguntas que surgen. También es muy importante desarrollar la capacidad de empatizar con otras personas. Debemos ser conscientes de la realidad en la que vivimos para poder establecer prioridades y tener la perseverancia necesaria para alcanzar nuestros objetivos. Por último, es importante mencionar la capacidad de superación personal: debemos tratar de ser mejores que ayer, sabiendo que seremos peores que mañana.

 

¿Qué es para ti el éxito?

Para mí, el éxito consiste en lograr mis propias metas sin buscar reconocimiento externo. Siempre intento hacer las cosas en función de lo que yo quiero conseguir y no por el simple hecho de competir y superar a otras personas.
3. Imagina que recibes un premio por algún logro. ¿Cuál sería ese logro?
Si recibiese un premio por algo que haya conseguido, sin duda sería por contribuir a erradicar la pobreza extrema en el mundo mediante la educación. Me gustaría que se me reconociese por crear oportunidades y proporcionar las herramientas necesarias para que cada persona pueda llegar a ser quien quiere ser.
¿Preferirías ser feliz, rico o famoso?

Feliz, sin duda. La felicidad no es solo una actitud ante la vida; ser feliz implica sentirse realizado como persona. Consiste en estar a gusto con uno mismo y con las personas que te rodean, sin reparar en la riqueza o en la fama.

¿Quieres recibir más información sobre este programa?

Recibir información