"Creo que la metodología que tiene la universidad es algo que me ha pulido muchísimo."

Fernanda, Méjico

Volver

Fernanda Cervantes

Sobre mí

Soy Fernanda Cervantes, orgullosamente mexicana. A mis 26 años, he tenido la oportunidad de trabajar en diferentes proyectos de derecho para distintas firmas y despachos que me han abierto sus puertas. Gracias a esta experiencia he podido aprender y conocer diversas ramas del derecho a lo largo de todas mis etapas profesionales.
En 2019 publiqué, en colaboración con el Dr. Jorge Cervantes Castro y el maestro en Derecho D. Ignacio Cervantes Trejo, el libro ¿Médico o Cirujano?, una obra que contó con la dirección de D. José Ramón Cossío Díaz, exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para quien trabajé durante el último año de su ponencia.
Además de mi carrera como abogada tengo otras dos pasiones, el ejercicio y la moda, que me han servido de inspiración para crear mis propios proyectos emprendedores en colaboración con mi hermana gemela. El primero fue BEATNESS®, al que posteriormente siguió Twinstersize®.
QUIÉN

Fernanda Cervantes, Méjico

¿Siempre supiste que te ibas a dedicar al Derecho?

Siempre: desde el primer momento supe que Derecho era la carrera que quería estudiar. Nunca tuve una segunda opción y creo que es algo 100 % vocacional. Desde que comencé mi carrera, he mantenido y ampliado mi sed de aprender y de crecer profesionalmente. Durante la universidad, intenté complementar mis estudios con experiencias profesionales y ya en el cuarto semestre de la universidad, en 2015, entré a trabajar en el despacho penalista Amerena Abogados, donde fui ascendida al puesto de jefa de pasantes a los tres meses de haber entrado a trabajar. Posteriormente, cursé un año de estudios en Estados Unidos, en la Universidad de Nueva York (NYU), donde aprendí muchísimo. A mi regreso a México volví al despacho y, después de un año, decidí renunciar para buscar nuevas oportunidades y aprendizajes, con muchas ganas de conocer un ámbito diferente del Derecho: el del sector público y gubernamental.

Antes de mi maestría tuve la oportunidad de trabajar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para el ministro D. José Ramón Cossío Díaz, una persona a la que admiro muchísimo, durante el último año de su ponencia. En esta etapa trabajé directamente para un secretario de Estudio y Cuenta en el área penal, y aprendí mucho. Sin embargo, mi mayor logro durante este periodo fue la redacción, en colaboración con mi abuelo (doctor) y mi tío (maestro en Derecho), de un libro dirigido y supervisado por el señor ministro que fue publicado dentro de la colección Derecho y… el año pasado. Me siento muy orgullosa de haber podido publicar mi primer libro a los 25 años, junto con personas a las que admiro tanto.

 

¿Cuál ha sido el proyecto más importante de tu carrera?

En lo personal, me siento muy orgullosa de todas las decisiones que he tomado en general. Digo esto porque creo que, aunque unas más grandes y otras más chicas, todas ellas han sido necesarias y han sido un paso más que me ha llevado a donde estoy ahora: a punto de concluir mi maestría y aprendiendo y creciendo de una manera increíble.

 

¿Cómo tuviste la idea de crear una red de gimnasios siendo abogada?

Influyeron diferentes factores. En primer lugar, tras un tiempo dedicada al 100 % al derecho penal, algo tremendamente exigente y que no me dejaba espacio ni tiempo para nada más, quise crear un negocio que me permitiera experimentar lo que era “ser mi propia jefa”. Además, aunque para mí estaba claro que yo ya había encontrado mi vocación, que era y sigue siendo el derecho, quería complementarme y darme la oportunidad de desarrollar una pasión. Por último, mi hermana gemela, que es una de las personas más importantes de mi vida, estudió una carrera completamente diferente a la mía, y el llevar caminos separados hizo que nos distanciáramos un poco en la vida real. Así que BEATNESS® también nació por la necesidad de crear algo que nos obligara a reunirnos con más frecuencia, aunque fuera con el pretexto de trabajar juntas.

 

¿Cómo empezaste a desarrollar tu propia marca personal? ¿Cómo lo complementas con tu carrera?

Prácticamente, fue de forma paralela a la creación de los gimnasios. Tras vivir un año en Nueva York, mi hermana gemela y yo nos dimos cuenta de que esta nueva manera de hacer deporte era una tendencia que teníamos que aprovechar, no solo para crear BEATNESS®, sino para introducir un concepto entonces inexistente en México: From yoga to brunch. Nos dimos cuenta de que en nuestro país y en algunos lugares de Estados Unidos, la gente (especialmente las mujeres) sale a la calle con ropa deportiva, algo que justifican diciendo que van a hacer deporte o que vienen de practicarlo. Nosotras sabíamos que, en el fondo, ese estilo triunfa debido a su comodidad y por eso decidimos que crear una marca que fusionara comodidad con moda sería un éxito.

En este proyecto, que mi hermana y yo iniciamos completamente solas, ambas tuvimos la oportunidad de aportar nuestros conocimientos del sector en el que trabajamos. Yo me encargué de la constitución y registro de la marca, de todo lo concerniente a los derechos de propiedad intelectual, permisos y autorizaciones, y de todo lo necesario para arrancarla. También me he ocupado de todos los aspectos legales que han surgido en el camino y de los contratos con los proveedores o con las tiendas que venden nuestras prendas. Por otra parte, mi hermana es la responsable de las áreas de diseño y marketing de la marca.

 

¿Puedes contarnos más sobre BEATNESS® y Twinstersize®?

Además de mi carrera como abogada, tengo otras dos pasiones que son el ejercicio y la moda. De estas nació la idea de poner en marcha mis propias empresas de forma independiente, en colaboración con mi hermana gemela. El primero de estos proyectos fue BEATNESS®, un concepto de gimnasio diferente donde fusionamos la música de los mejores DJ de México con clases de 50 minutos de ejercicio que combinan lo funcional con el cardio y que llevan a quemar entre 600 y 800 calorías por sesión. Actualmente tenemos 7 estudios y yo he obtenido la certificación de instructora de fitness de la IFA.

Casi de manera simultánea a BEATNESS®, mi hermana y yo tuvimos la idea de desarrollar un nuevo concepto ropa creativo e innovador. Con Twinstersize®, la marca de la que somos cofundadoras, hemos creado prendas de moda femenina y deportiva confeccionadas con PYRATEX®, una gama de tejidos inteligentes con un 95 % de fibras de bambú en su composición que sirven para cuidar la piel y el cuerpo, ya que son tejidos naturales, activos, frescos, transpirables, refrescantes y antibacterianos, algo que encajan perfectamente con el concepto 100 % libre de bacterias de Beatness®.

 

Al ser empresaria y abogada al mismo tiempo, ¿cómo te está ayudando el LL.M. in International Business Law en tu carrera?

Uno de los factores que más llamó mi atención al leer el programa, las clases y cursos que conforman el LL.M in International Business Law, fue el área de negocios y de emprendimiento, ya que sentí que me hacía mucha falta aprender y desarrollarme en este ámbito. Ha sido una sorpresa en muchos sentidos. En primer lugar, porque he tenido la oportunidad de conocer áreas que nunca había pensado que me fueran a servir o que fuera a conocer o a estudiar y, en segundo lugar, porque tampoco había pensado que me pudieran no solo interesar sino gustar mucho. Ha sido un complemento perfecto para mis proyectos en el mejor sentido.

 

¿Por qué decidiste cursar el LL.M. in International Business Law de IE Law School?

Justamente por eso, porque sentí que me ayudaría a descubrir nuevas áreas que podrían ser de mi interés. Tenía muchas ganas de ampliar mi visión, mi carrera y mi futuro, y de salir un poco de lo que era el área penal, así que supe que el LL.M en International Business Law me ayudaría. Y lo ha hecho: me ha permitido descubrir que tengo mucho que aportar en otros sectores que antes no contemplaba como una opción.

 

¿Qué destacarías de tu experiencia, tanto personal como profesional, en IE Law School? ¿Hay alguna anécdota que te gustaría compartir?

Creo que la metodología que tiene la universidad es algo que me ha pulido muchísimo. El hacer la mayoría de las cosas en equipo enseña sin duda mucho más de lo que nos podemos imaginar. Ha sido una experiencia que me ha permitido no solo conocer a todo tipo de gente (aunque los equipos se hacen de manera aleatoria, nadie diría que es así, porque yo he tenido la suerte de colaborar con las personas indicadas para poder aprender a diario), también me ha permitido conocerme a mí misma, entender cuáles son mis áreas de mejora (y querer mejorarlas para poder aportar más al grupo), y conocer y valorar mis cualidades. Creo que eso me ha hecho darme cuenta de que, en la vida, todos tenemos cosas para aportar: nadie es mejor o peor que los demás. A manera de analogía, somos todos una parte muy importante en la maquinaria del reloj, pero a la vez seguimos siendo solo una tuerca que necesita a todas las demás para hacer que el reloj ande. Ahí está el valor.

 

¿Qué habilidades y conocimientos has adquirido durante el máster?

El máster me ha enseñado a desarrollar muchas habilidades en lo que se refiere a tiempos, forma de organizarme y de estructurar mi trabajo, juntas de equipo y demás. Me ha enseñado a ser más eficiente y a entregar los mejores resultados posibles en el menor tiempo posible. Y en lo relativo a cómo he ampliado mis conocimientos, no sé por dónde empezar. Además de que he desarrollado una pasión y un interés por un ámbito del derecho que toda la vida había criticado y tachado de “aburrido”, (y ahora solo deseo terminar el máster para empezar a trabajar en esta área), la naturaleza internacional del programa me ha dado también acceso a complementar las materias con opiniones, aportaciones y conocimientos relativos a las distintas jurisdicciones a las que pertenecen mis compañeros, algo que me ha enseñado un abanico increíble de temas de derecho interesantísimos.

 

¿Dónde te ves en cinco años?

Me veo trabajando en un despacho o una empresa internacional, con un puesto muy importante que pretendo ganarme con el tiempo gracias a mi esfuerzo y mi dedicación, demostrando todo lo que puedo aportar y los resultados que puedo conseguir, sea cual sea el lugar donde trabaje. Tengo muchas ganas de conseguir un trabajo que me enseñe todos los días y que me apasione, porque cuando es así, lo disfruto tanto que solo deseo estar ahí para seguir aprendiendo y creciendo, esforzándome al máximo para superar los estándares.

¿Quieres recibir más información sobre este programa?

Recibir información