“Creo que lo más importante es saber apreciar los valores éticos y la honestidad y predicar con el ejemplo a partir de estos principios, capaces de fomentar cambios en la sociedad”

Joaquín, República Dominicana

Máster en Asesoría Fiscal de Empresas

Volver

Joaquín Taveras

Sobre mí

Joaquín lleva más de 10 años desarrollando su carrera en materia de asesoría fiscal en consultoras tan importantes como Deloitte, EY o PwC. Obtuvo el Máster en Asesoría Fiscal (LL.M.) de IE Law School en 2011, donde tuvo la oportunidad de ampliar y globalizar su visión del derecho fiscal, compartiendo la experiencia con alumnos de diferentes países y con trayectorias profesionales muy diversas.

Actualmente, trabaja como alto ejecutivo de impuestos en República Dominicana, y entre sus objetivos de futuro se encuentran lanzarse al emprendimiento para fundar su propia asesoría fiscal y dedicar parte de su tiempo a la enseñanza en instituciones de educación superior.
QUIÉN

Joaquín Taveras, República Dominicana

POSICIÓN

Alumno de Máster

¿Por qué decidiste estudiar el máster en IE Law School?

A la hora de elegir un máster especializado en fiscalidad internacional para ampliar mis conocimientos, traté de buscar algo que me pudiera ayudar a avanzar en mi carrera profesional. Por esta razón, quería un programa que ofreciera un plan de estudios completo y la oportunidad de aprender de la mano de un profesorado de primer nivel y con amplia experiencia profesional. Además, buscaba un método de enseñanza innovador y una institución académica de prestigio a nivel internacional.

Al margen de estos requisitos, decidí compartir mis inquietudes sobre la experiencia de cursar un máster internacional con antiguos compañeros de trabajo, alumnos de otras instituciones en el extranjero y foros de internet. Algunos de los compañeros con los que había trabajado me hablaron sobre IE Law School, lo que me llevó a investigar el contenido del plan de estudios y la metodología del programa. Me resultó fascinante que IE hiciera uso del método de caso, así como la diversidad de su alumnado, la experiencia del claustro y lo completo que era el contenido del programa, que abarca desde las finanzas hasta el derecho comunitario europeo.

 

¿Qué destacarías de tu experiencia, tanto personal como profesional, en IE Law School? ¿Alguna anécdota que quieras compartir?

Había desarrollado parte de mi trayectoria profesional en una Big Four en mi país, por lo que pensaba que contaba con experiencia en todo tipo de situaciones y operaciones. Durante el máster, me sorprendió lo mucho que estaba aprendiendo del estudio de casos, la asignación de equipos o la disciplina de los alumnos a la hora de realizar presentaciones. También fueron muy enriquecedoras las discusiones entre los integrantes de los grupos, así como el intercambio de ideas y las largas horas de trabajo en equipo, que siempre terminaban con risas y con la determinación de resolver las cuestiones que se nos planteaban.

Toda esta experiencia marcó mi manera de trabajar a nivel profesional. Cuando terminó el programa y volví a mi país, comencé a aplicar la lógica de la resolución de casos que había aprendido en el máster: si existe un problema y tiene solución, hay que ponerse a investigar.

A nivel personal, el máster también supuso una experiencia muy enriquecedora. A pesar de ser un programa bastante competitivo, se crean vínculos de amistad y respeto entre los alumnos. Después de compartir aula durante varios meses, acabamos convirtiéndonos en una familia cuyos miembros están siempre dispuestos a ayudarse sin pedir nada a cambio. Más allá de la experiencia académica, compartimos desayunos, viajes y tiempo de ocio. Conservo muchos amigos de esta etapa, con los que mantengo el contacto en la medida de lo posible.

 

¿Qué es lo más valioso que has aprendido en el máster y que aplicas a tu vida profesional hoy en día?

En mi opinión, hay tres pilares esenciales que definen a IE y sus programas:

  1. El método del caso
    Cada vez que se me presenta un proyecto nuevo o una consulta, trato de utilizar este método para resolver las dudas que puedan surgir, investigando, preguntando y dando mi opinión. Esto permite crear un criterio único para cada solución, marcando tu trabajo con un sello distintivo.
  2. Trabajo en equipo
    Esta es una de las herramientas más importantes que ofrece IE y que he comenzado a utilizar en mi día a día. Como asesor fiscal, trabajo con profesionales de distintas áreas, desde ingenieros y abogados hasta contables y expertos en comercio exterior. Las estrategias de trabajo en equipo que adquirí en IE me permiten comprender mejor sus necesidades y buscar soluciones para las mismas.
  3. Networking
    Cultivar las relaciones en el ámbito académico, empresarial y social con el objetivo de desarrollar afinidades y compartir experiencias es una de las estrategias clave para el desarrollo personal y profesional, puesto que te permite conocer en profundidad la diversidad de culturas y perspectivas.

 

¿Crees que IE aporta una visión más global y comparada del derecho?

Indudablemente. El estudio de casos en países extranjeros, que exige una investigación de sus leyes y reglamentos específicos, así como de las directivas europeas aplicables, es un claro ejemplo del enfoque global de IE. En concreto, guardo un grato recuerdo del estudio de un caso de IVA comunitario que abarcaba varios países y que nos tuvo deliberando durante horas en la biblioteca. Además, el ambiente internacional del programa fomenta el intercambio de perspectivas entre profesores y alumnos de distintos países, lo que permite obtener una visión comparada del derecho.

 

¿Cuáles son tus objetivos profesionales?

De momento, quiero seguir desarrollando mi carrera profesional en asesoría fiscal; en el futuro, me gustaría crear mi propia asesoría e iniciarme en la enseñanza superior en alguna institución de mi país.

 

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Lo que más disfruto es el análisis fiscal de las operaciones que se presentan en el día a día de las empresas, así como la redacción de consultas de ámbito fiscal y la comparación de las normas contables vigentes con el tratamiento de la normativa fiscal.

 

¿Qué consejo le darías a los abogados del futuro?

Creo que lo más importante es saber apreciar los valores éticos y la honestidad y predicar con el ejemplo a partir de estos principios, capaces de fomentar cambios en la sociedad. De este modo, los nuevos abogados podrán crecer tanto en el plano personal como en el profesional y desempeñar una labor que marque la diferencia. También les recomendaría involucrarse en proyectos que proporcionen asesoría jurídica a los menos favorecidos para contribuir a la creación de una sociedad más justa para todos.

 

¿Te imaginabas proporcionando asesoramiento a clientes de tan alto nivel y en cuestiones tan relevantes?

Es algo que nunca había imaginado. Sin embargo, una vez que comencé a aplicar lo que había aprendido, descubrí que poco a poco se abren las puertas a oportunidades de este tipo.

 

Siendo de República Dominicana, ¿has podido sacar provecho de lo aprendido en el máster para el desempeño de tu trabajo como asesor fiscal en tu país?

El programa me enseñó a anticipar los cambios en la legislación fiscal y a tener una visión más completa de la fiscalidad en general. Además, me ayudó a entender cómo se regulan algunas operaciones que, aunque son relativamente nuevas en mi país, ya habíamos estudiado en el máster.

¿Quieres recibir más información sobre este programa?

Recibir información