“IE Law School nos fuerza a ir más allá de los principios nacionales, y a adoptar una visión más creativa y práctica del derecho”

Nieves, España

Doble Máster de Acceso a la Abogacía y Asesoría Jurídica de Empresas Bilingüe

Volver

Nieves Bayón Fernández

Sobre mí

Nieves Bayón ha sido alumna de IE University y ahora es estudiante del Doble Máster de Acceso a la Abogacía y Asesoría Jurídica de Empresas en IE Law School. Durante su trayectoria en IE, ha crecido como profesional y ha descubierto que hay mucho aprendizaje fuera de los libros. El tenis, viajar y leer son sus hobbies, además, en su tiempo libre le encanta poder disfrutar de los momentos en familia y con amigos. Sus planes de futuro a largo plazo consisten en ejercer la abogacía como especialista en derecho de la Unión Europea y competencia, y dar clases como profesora asociada en la universidad, para transmitir sus conocimientos.
QUIÉN

Nieves Bayón Fernández, España

POSICIÓN

Alumna de Máster

¿De dónde eres? ¿Has vivido en el exterior?

Soy española y he tenido la suerte de haber hecho varias estancias en el extranjero a lo largo de mi vida. La estancia más larga fue en Estados Unidos; la cual no sólo me enseñó a salir de mi zona de confort, sino que también me permitió descubrir un mundo distinto del que conocía y vivir, por primera vez, en un entorno de diversidad cultural, en el que la gente tenía valores y tradiciones diferentes a los valores y tradiciones con los que yo había crecido.

He vivido en los siguientes países:

Reino Unido: Estuve durante tres semanas viviendo con una familia inglesa en el 2009.

Estados Unidos: Decidí cursar primero de bachillerato en EEUU, durante este año viví con una familia estadounidense e iba a un colegio americano entre el 2010-2011.

Holanda: Por seis meses, hice un periodo de intercambio en el 2015.

Alemania: Dónde hice prácticas en un despacho alemán durante dos meses del 2015.

Bruselas: El siguiente verano, del 2016, hice prácticas en un despacho especializado en derecho de la Unión Europea y competencia.

 

¿Por qué decidiste estudiar derecho?

No siempre he tenido claro que quería estudiar derecho. En segundo de bachillerato decidí ir por la rama de las ciencias sociales porque me atraían y no me veía trabajando en una rama de ciencias de la salud o en el bachillerato tecnológico – a pesar de que me gustaban. Fue precisamente en economía donde tocamos aspectos del derecho relacionado con la empresa y los trabajadores que empezó a interesarme el derecho.

Finalmente, decidí hacer el doble grado en derecho y ADE y, desde el primer año de universidad, supe que prefería el derecho. No sabría explicar por qué, fue algo vocacional. Sentía que estudiar derecho me gustaba y disfrutaba aprendiendo, por lo que fue ésta la razón por la que me decanté por el área de derecho y decidí hacer el Doble Máster en Abogacía y Asesoría Jurídica de IE Law School.

 

¿Qué destacas de la experiencia (tanto profesional como personal) en IE Law School? ¿Alguna anécdota que te gustaría compartir?

Soy estudiante de la universidad y del máster de IE, por lo que puedo afirmar que IE Law School me ha visto crecer como profesional y como persona a lo largo de los seis últimos años.

A nivel profesional IE Law School me ha enseñado que con esfuerzo y trabajo es posible lograr todas las metas que nos pongamos. No importa lo imposible que pueda parecer algo, si luchas por ello, lo puedes alcanzar. Además, IE Law School me ha enseñado a ir más allá y me ha empujado a crecer como profesional enfatizando desde el primer momento la importancia de involucrarse en iniciativas que no estuvieran meramente ligadas al estudio – como pueden ser competiciones de Moot, el programa de LawWithoutWalls o la Clínica Jurídica – y de hacer prácticas, para poder aprender el funcionamiento real de un despacho. Esta experiencia práctica se transmite también en la enseñanza, ya que la mayoría de los profesores cuentan con una amplia experiencia y trayectoria profesional que te permite aprender del conocimiento de éstos.

A nivel personal, IE Law School me ha enseñado que hay mucho aprendizaje fuera de los libros. Cuando llegué a la universidad estaba muy centrada en los apuntes. Sin embargo, a lo largo de mi estancia en IE he aprendido que es posible – y mucho más enriquecedor – ser responsable y sacar buenas notas, disfrutando también del entorno internacional que una institución como IE ofrece y creciendo en el ámbito personal, de tal manera que el tiempo te de tanto para cumplir con tus obligaciones como estudiante como para disfrutar de los pequeños momentos con las personas que te rodean. IE realmente transmite esta necesidad de aprovechar todas las oportunidades, aprender de los demás y ser una buena persona, abierta y respetuosa. Una de las cosas que más destacaría de IE es el nivel de los compañeros y amigos que te rodean. A lo largo de este Máster he conocido a personas increíbles que conseguirán lograr todo lo que se propongan y he hecho amigos y amigas que sé que estarán ahí para toda la vida.

Además, me gustaría destacar el apoyo que he recibido en IE Law School a la hora de tomar decisiones importantes y sé que este apoyo ha sido siempre dado pensando en mí, y en lo mejor para mi futuro.

 

¿Qué áreas del derecho te interesan y por qué?

Las áreas del derecho que más me interesan son el derecho de la Unión Europea y el derecho de competencia.

En verano de primero de universidad hice un curso de derecho de la Unión Europea en Alemania. Tras esta estancia supe que quería dedicarme al derecho de la Unión Europea. Si bien este derecho encaja con el perfil internacional que he desarrollado en IE Law School, no sabría muy bien explicar por qué me atrae tanto esta rama del derecho. Al igual que con mi elección de carrera, creo que ha sido algo vocacional. Es un área del derecho que me apasiona y sobre la que me encanta estudiar y leer. Creo que he llegado a un punto en el que hasta mis compañeros notan cuánto me gusta esta rama del derecho: sonrío al escuchar la palabra Directiva, lo cual es bastante extremo.

Con el derecho de competencia me ocurre lo mismo. Creo que hay dos razones por las que me gusta tanto. En primer lugar, porque me permite poner en práctica no solo mi conocimiento del derecho, sino que también parte de lo que he aprendido en la carrera de ADE, ya que gran parte del derecho de la competencia se basa en análisis de mercados. En segundo lugar, es un área del derecho que se aplica de forma similar en las distintas jurisdicciones, con un alto componente de derecho de la Unión Europea y que se decide caso por caso, lo cual es también una de mis partes favoritas del derecho.

 

¿Crees que el IE te da una visión más global y comparada del derecho?

Creo que sí. Por una parte, el grado me ha dado una visión totalmente global y comparada del derecho, ya que he estudiado el programa de IE Law School especializado en derecho comparado. Por otra parte, creo que también el Máster de Acceso a la Abogacía ha completado esta visión, si bien complementándolo con la visión nacional. En particular, a través del método del caso, IE Law School nos fuerza a ir más allá de los principios nacionales, y a adoptar una visión más creativa y práctica del derecho. Además, creo que el cursar la versión bilingüe del Doble Máster en Abogacía y Asesoría Jurídica de IE Law School me ha permitido mantener este enfoque global y comparado, ya que ciertas asignaturas, como derecho tributario internacional, se han impartido desde un punto de vista más internacional.

 

¿Has tenido alguna experiencia en el extranjero? ¿Qué aprendiste de la experiencia, de la cultura, de la manera en la que ven el derecho?

Cuento con experiencia en el extranjero. Además de mi intercambio a Holanda, he realizado prácticas en Alemania y Bruselas.

De mis prácticas en Alemania, destacaría dos cosas (i) la internacionalidad del derecho y la posibilidad a veces sorprendente de poder practicar tu derecho en otro país; y (ii) la similitud de los principios del derecho. Respecto al primer punto, destacaría que en Alemania estuve trabajando en el Spanish Desk de un despacho, por lo que he visto que el derecho español se practica en otras jurisdicciones, ya que un cliente alemán con una casa en Mallorca, quiere ser asesorado por un abogado en Alemania que sepa alemán y español y que tenga también, a ser posible, oficina en España. Respecto al segundo punto, en diversos trabajos que tuve que hacer en alemán, he observado que, aunque es verdad que el contenido sustantivo del derecho cambia, los principios en los que se basa son los mismos y no resulta tan diferente la función de un abogado alemán de uno español.

De mis prácticas en Bruselas, destacaría la posibilidad de vivir y trabajar en un ambiente internacional. El despacho en el que estuve en Bruselas se especializaba en derecho de la Unión Europea y competencia, y gran parte de los abogados procedían de distintos países. Creo que tiene gran valor incorporar a gente de distintas nacionalidades en un mismo equipo de trabajo, ya que ello te permite ganar una visión más completa de un problema y alcanzar mejores soluciones.

 

¿Cuál fue el mayor reto que enfrentaste durante esa experiencia?

El mayor reto durante mi experiencia en Alemania fue entender los textos legales en alemán. Aunque hacía bastante trabajo en español, también tenía que hacer trabajo en alemán. El tener que leer una sentencia en alemán, fue quizás uno de los grandes retos a los que me enfrenté. Además, estuve trabajando con una rama del derecho que no había dado todavía en la universidad, por lo que fue realmente un reto entender en alemán conceptos que todavía no conocía en mi propio derecho.

En Bruselas, mi mayor reto fue superar el miedo a presentar ante personas que yo sabía que saben mucho más que yo. El saber que los profesionales que me rodeaban eran gente experta en la materia, hizo que intentase buscar un área de interés para ellas en las que poder contarles algo nuevo. Fue un reto, pero creo que el tema de la presentación que hice con una de mis compañeras de prácticas logró interesarles.

Al final, todo reto se supera. Lo importante es no tener miedo y no olvidarse de disfrutar el momento.

 

Si has hecho un intercambio, ¿Qué consejo les darías a los futuros estudiantes de intercambio?

He hecho mi intercambio en Tilburg, Holanda. Durante mi intercambio viví seis de los mejores meses de mi vida e hice amigos que se convirtieron en mi familia durante mi tiempo allí. Como consejo, a futuros estudiantes de intercambio les diría que no tengan miedo a salir de su zona de confort, y que disfruten cada momento. Es un tiempo que te permite no solo estudiar en una universidad diferente a la tuya, sino que también conocer a gente nueva, diferentes formas de pensar y aprender una nueva cultura. Creo que es muy importante ir con una mente muy abierta y de aprovechar el tiempo, porque pasa volando.

 

¿Cuáles son tus hobbies o intereses, qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Como hobbies me encanta hacer deporte, en especial, jugar al tenis, viajar y leer. En mi tiempo libre, además de mis hobbies, me encanta pasar tiempo con mi familia y amigos. Disfruto de las pequeñas cosas de la vida, como puede ser tomar un cafecito con amigos, mientras nos reímos y hablamos; creo que hay pocas cosas en la vida mejores que esto.

 

¿Cuáles son tus planes al finalizar el Máster de Acceso a la Abogacía? ¿Cuáles son tus metas profesionales?

En septiembre me iré a hacer las prácticas del Máster a Bruselas, a trabajar en aquello que realmente me gusta. Además, me gustaría especializarme en derecho de la Unión Europea, por lo que me encantaría entrar en el Colegio de Europa en Brujas y poder así vivir la experiencia europea de la que tanta gente me ha hablado. A largo plazo me gustaría ejercer la abogacía como especialista en derecho de la Unión Europea y competencia y dar clases como profesora asociada en la universidad, para así poder transmitir mis conocimientos como en su día mis profesores hicieron conmigo.

 

¿Cuál es tu opinión acerca del impacto de la tecnología en la práctica del derecho? Y, ¿cómo crees que te afectará a ti (y a tu generación) en el futuro cercano?

Veo el impacto de la tecnología en la práctica del derecho como algo muy positivo. No creo que la tecnología vaya a disminuir la carga de trabajo de un abogado, sino que va a cambiar las tareas que un abogado realiza, permitiéndonos dedicar nuestro tiempo a tareas más intelectuales, de forma que todo aquello que pueda automatizarse sea realizado por una máquina, y que las actividades que realmente nos hacen pensar e innovar en el derecho sigan siendo realizadas por humanos.

Yo creo que tendrá mucho valor añadido el tener una base de datos que nos permita conocer el porcentaje de decisiones tomadas en el pasado en sentido que beneficien a nuestro cliente, pero considero que el abogado tendrá todavía que realizar la labor de diferenciar el caso presente de los pasados y de encontrar la solución personalizada que más beneficie los intereses de su cliente. Creo que, para mi generación, lo importante va a ser hacer de las tecnologías un instrumento de utilidad, y no rechazarlas; ya que el rechazo de las tecnologías solo llevaría a la obsolescencia del sector. Creo que en general, el impacto de las tecnologías requerirá una mayor capacidad de aprendizaje, porque tendremos que aprender a aprender. Además, ya no llegarán los conocimientos más técnicos del derecho y los conocidos como soft skills, sino que además considero que se exigirán habilidades digitales que permitan que las nuevas generaciones sean capaces de sacar provecho del ahorro de costes y aumento de eficiencia que pueden traer las nuevas tecnologías.

¿Quieres recibir más información sobre este programa?

Recibir información