Volver

Cómo conseguir “ganadores”, no “sufridores”

Como conseguir ganadores no sufridores 1005x523

En el enormemente competitivo y cambiante entorno actual, los beneficios de una cultura corporativa ganadora están bien documentados. Una fuerza de trabajo altamente comprometida, con poder, energía y compromiso, es más creativa y está más centrada en el cliente y en conseguir los mejores resultados para la compañía.

Todos los líderes de negocio quieren que su gente esté comprometida con los objetivos de la empresa. Quieren que toda su plantilla sea apasionada y capaz de relacionarse con los clientes. A los empleados les encanta estar en un equipo ganador y los clientes comprometidos compran más y están dispuestos a pagar más, lo que es una buena noticia para la cuenta de resultados.

Eso es lo que quieren los líderes de negocio, pero, al final, ¡consigues lo que toleras! Si toleras la mediocridad, la falta de pasión, una actitud de ganar-perder y comportamientos evitables, no crearás una cultura ganadora.

Los primeros pasos para crear una cultura de este tipo son seleccionar personas competentes y formar equipos impulsados por la confianza.

Cultura ganadora

Si quieres conseguir buenos resultados, será mejor que tengas una cultura organizacional cargada de triunfos. Los primeros pasos para crear una cultura de este tipo son seleccionar personas competentes y formar equipos impulsados por la confianza. La confianza es una de las formas más poderosas de motivación e inspiración. Con la confianza llegan el impulso y la ambición de ganar. En otras palabras, los equipos basados en la confianza ayudan a las personas a ganar.

Las personas tienen un deseo inherente de merecer confianza y de confiar en los demás. Se trata de un tema de carácter (integridad, impulso interno e intención), así como de competencia (capacidades, habilidades y resultados).

No puedes obligar a la gente a confiar en ti. Los líderes se centran en los resultados, en el éxito, en lo que gana el negocio, lo que logran al tomar decisiones sin parar sobre las personas, las estrategias, los clientes y los recursos. No obstante, los líderes exitosos también deben ser visionarios y tener capacidad para contar historias y convencer.

Para influir en los demás, primero debes escuchar. Cuando los trabajadores perciben esta cualidad en su líder, hay muchas más probabilidades de que respondan positivamente y se abran. Crear esta confianza es más crítico que nunca. La confianza imprime velocidad y resultados, lo que, a su vez, impulsa una cultura ganadora.

Al trabajar con clientes de todo el mundo, sé que los directivos tienen que adaptarse a la cultura local para tener éxito. Sin embargo, las necesidades individuales son similares en todos los países. Lo mismo puede decirse de las reglas básicas para hacer negocios: genera confianza, aporta credibilidad, consigue los resultados prometidos y, entonces, tendrás éxito.

El panorama económico ha cambiado actualmente; ahora más que nunca debemos centrarnos en ganar y alcanzar nuestras ambiciones. Mis quince años como asesor de gestión internacional me han enseñado que el ego, el miedo y la presión no son aceleradores del negocio. Se trata de conexión, energía y confianza, los elementos clave para ganar.

Estamos en el negocio de construir culturas ganadoras. Nos aseguramos de que los líderes de negocio pueden involucrar a su gente para ganar en el mercado y crear relaciones de fans incondicionales con los clientes.

Si quieres ganar, debes comprometerte a involucrar al 100 % de tu gente para que se concentre en los objetivos de la compañía.

Desarrollo de liderazgo

El desarrollo del liderazgo es la clave para ejecutar una agenda estratégica ambiciosa. Si quieres crear una cultura ganadora, tienes que priorizar el desarrollo de líderes que personifiquen cinco tipos de liderazgo:

 

  1. Enfocado a objetivos: posee una gran energía y está altamente centrado.
  2. Agente del cambio: tiene una visión inspiradora del camino que hay que seguir.
  3. Profesional: entiende totalmente el negocio.
  4. Comunicador: involucra, educa y empodera a las audiencias.
  5. Jugador de equipo: confía en los demás y es de confianza.

 

El desarrollo del liderazgo debe ser parte de su estrategia comercial. Si quieres ganar, debes comprometerte a involucrar al 100 % de tu gente para que se concentre en los objetivos de la compañía.

¿Cómo puedes conseguirlo? Transmitiendo a cada uno de los miembros de la organización por qué hacemos lo que hacemos, qué defendemos, qué es exactamente lo que intentamos conseguir y cómo haremos que funcione.

 

Erik W. Hiep, profesor en IE Business School, tiene más de quince años de experiencia trabajando con organizaciones globales.

© IE Insights.

Contenidos relacionados

Insights

Se buscan líderes digitales

Cristina Álvarez y Borja González del Regueral inciden en la profunda reflexión que toda empresa debe mantener para que...

11 / 12 / 2018

Estrategia,

Talento,

Tecnología

Insights

Cómo fomentar la felicidad

Ingo Rauth apunta cinco claves para encontrar la felicidad a partir del modelo PERMA.

10 / 12 / 2018

Ciencias humanas,

Competitividad y crecimiento

Insights

Sobre el aprendizaje continuo…

Con Marieta del Rivero, presidenta de International Women’s Forum Spain.

07 / 12 / 2018

Competitividad y crecimiento,

Talento

Insights

Tu nuevo porqué

Custodia Cabanas y Peter Bryant conversan sobre las motivaciones para seguir aprendiendo constantemente y encontrar...

04 / 12 / 2018

Ciencias humanas,

Competitividad y crecimiento,

Talento

Insights

Recursos humanos: desencuentro u oportunidad en el nuevo entorno

Por Cristina Simón. La gestión de personas, una función imprescindible para las empresas, debe operar hoy en día...

29 / 11 / 2018

Competitividad y crecimiento,

Estrategia,

Talento