volver

Adriana Cursino

About me

Nací rodeada de arte y música en Río de Janeiro, donde la nutrida biblioteca de mi abuela y la pasión de mi padre por el jazz me sirvieron de inspiración desde que era muy pequeña. Esas experiencias tempranas despertaron mi pasión por la historia y las imágenes. Después de graduarme en historia, estudié un máster en tecnología de la imagen y luego me dediqué a enseñar, escribir libros de texto sobre la historia del cine y trabajar como directora e investigadora de documentales. Mis aficiones son un reflejo de mi trabajo, así que paso la mayor parte del tiempo libre sacando fotos, leyendo libros y viendo películas, y también escuchando jazz, samba, funk y bossa nova.

Una foto vale más que mil palabras

Una curiosidad constante y una gran dosis de creatividad visual han llevado a la Profesora Adriana Cursino a un camino lleno de logros profesionales, además de servir de inspiración en el aula a futuras generaciones de creadores. Su habilidad para encontrar las conexiones intrínsecas entre la cultura y el imaginario colectivo la han empujado al mundo del documental, donde se apoya en la narrativa audiovisual para dar vida a los avatares de la historia. En el centro de idiomas, utiliza estos conocimientos para dar a conocer el idioma portugués y la cultura brasileña a sus estudiantes. Sabe muy bien lo importante que es el toque humano y personal en el trabajo. Por eso, empuja a sus alumnos a encontrar esa huella en sí mismos y en su trabajo creativo.

Después de terminar su máster en Brasil, Adriana se lanzó al mundo de la dirección de cine. Su primer cortometraje, Estado de Seca (2007), fue un documental sobre los derechos humanos que recibió un premio de guion y fue incluido en una selección del Ministerio de Cultura de Brasil. Esta experiencia empujó a Adriana a investigar en archivos cinematográficos y a estudiar la relación de las imágenes con la memoria, la cultura y el lenguaje para su doctorado, y a viajar finalmente a Madrid para realizar un posdoctorado dedicado a estudiar los documentos personales en primera persona.

En Brasil, Adriana había cultivado su pasión por la enseñanza y por el intercambio de información con sus alumnos, algo que trajo consigo cuando cruzó el charco para venir a España. Su éxito en la docencia se apoya en la idea de que puede aprender de sus alumnos tanto como estos aprenden de ella.

Antes de empezar a enseñar en el Centro de Idiomas de IE University, realizó un posdoctorado en la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), donde también fue profesora visitante. En IE University, donde pasa la mayor parte del tiempo en la actualidad, Adriana enseña a sus estudiantes el idioma portugués y la cultura brasileña, así como las intersecciones entre ambos y el género, el cine y la política. Adriana también trabaja en la creación de cursos especializados para directores y guionistas de la Escuela de Cine Darcy Ribeiro.

Se identifica como una “profesional incansable”, y atribuye gran parte de su éxito profesional y personal al increíble ambiente de enseñanza y aprendizaje que se vive en IE University. Esta atmósfera la impulsa a compartir sus amplios conocimientos y experiencias con sus estudiantes para motivar su interés y su curiosidad. Para ella, lo más interesante de la enseñanza es observar cómo sus alumnos descubren sus propias pasiones y sobresalen en su campo. Después de un primer contacto con la cultura brasileña en sus clases, son varios los estudiantes que han decidido viajar a estudiar en este país.

Un componente importante del éxito es hacer lo que a uno le apasiona, algo que Adriana aprendió de primera mano al confiar en su instinto y sus aspiraciones. Adriana asegura que si se combina todo esto con empatía y con un profundo respeto hacia la naturaleza, es imposible equivocarse.

Fuera de clase, Adriana se dedica a escribir artículos sobre los temas que le interesan, a hacer documentales, participar en conferencias y organizar proyecciones de cine. Ni que decir tiene que su vida personal nunca se aleja del mundo que descubrió en la biblioteca de su abuela cuando tenía diez años.

"El aula es un espacio poderoso para la producción de conocimiento, donde damos alas a la curiosida."
Adriana Cursino

¿QUIERES SABER MÁS SOBRE EL CENTRO DE IDIOMAS?

MÁS INFORMACIÓN