volver

Mr. Sandman, Bring Me a Wet Dream: Rethinking Hedonistic Landscapes

A fin de cuentas, si eliminamos de golpe todo lo que no está alineado con nuestro credo, ¿estaremos mejor?

En lugar de ello pensé en cómo podría reutilizar esta tipología de fábrica orientada hacia el interior, para que iniciara un diálogo con su entorno. Simplemente con invertir la pesada masa de la fábrica obtenemos un camino que crea una experiencia procesional entre las estructuras existentes. Entonces, la lógica nos conduce por este camino a través de diferentes artefactos o experiencias en el paisaje.

Una vez que el diseño general estaba ahí, llegó el momento de empezar a explorar las escalas intermedias que se encuentran entre lo que llamamos arquitectura y mobiliario. Estas escalas ayudan a explorar y desarrollar, pero también a exhibir las peculiaridades de este complejo programa, realidades potenciales que el público en general suele ignorar debido a una pobre representación. La serie de dibujos pretende ser una interfaz o una puerta que se abre hacia algo nuevo. Algo misterioso, pero hermoso. Una mentalidad diferente en la que nos preguntamos “qué pasaría si” y respondemos “por qué no” más frecuentemente. Hacemos estas preguntas hasta que los sujetos dejan de percibirse como algo extraño y se convierten en algo que estamos dispuestos a incorporar en nuestra vida cotidiana.

Me gustaría finalizar diciendo que veo este proyecto no como una solución definitiva para todos los temas que estoy tratando, sino más bien como un desafío para crear una realidad cuidadosamente hecha a mano. Esta realidad sería de gran arraigo a la vez que imaginativa, y fomentaría que las personas hagan preguntas que de otra forma no harían. Y quién sabe, quizá después de algunos proyectos como este, así sea.