volver

BAN KI-MOON PIDE REDOBLAR ESFUERZOS E INVERSIÓN EN LOS JÓVENES Y LAS MUJERES PARA ASEGURAR EL LIDERAZGO FUTURO

Susana Malcorra and Ban Ki-Moon | IE University

En el encuentro virtual, bajo el lema “dando sentido al mundo en el que vivimos”, el octavo Secretario General de la ONU destacó que es necesaria una nueva generación de jóvenes pensadores y ejecutores.

El ex secretario general de la ONU Ban Ki-moon considera primordial proporcionar más recursos y oportunidades a los jóvenes y a las mujeres, para asegurar el liderazgo futuro y afrontar mejor los desafíos globales.

“Las mujeres y los jóvenes representan el 75% de la población mundial. Eso significa que tenemos que invertir mucho más en ellos y hacer mucho más por su empoderamiento”, dijo este miércoles en una conversación organizada por IE University con la decana de IE School of Global and Public AffairsSusana Malcorra, quien fue su Jefa de Gabinete entre 2012 y 2015.

Para Ban Ki-moon, la necesidad de fortalecer la educación global y de calidad para empoderar a los jóvenes es especialmente acuciante en un momento como el actual, en el que millones de estudiantes se están quedando sin acceso a ella.

“Creo que los líderes políticos podrían tener un mejor plan de futuro para nuestros jóvenes y estudiantes.”

Ex Secretario General de la ONU Ban Ki-moon

En el encuentro virtual, bajo el lema “dando sentido al mundo en el que vivimos”, el octavo Secretario General de la ONU destacó que es necesaria una nueva generación de jóvenes pensadores y ejecutores. “Necesitamos pensadores que sepan percibir la magnitud de los cambios que tenemos por delante y ejecutores capaces de avanzar y pasar a la acción. Este es mi mensaje para la gente joven”, indicó. Para Ban Ki-moon, esto es especialmente importante en relación a la COVID-19 y la lucha contra el cambio climático, que identificó como los dos desafíos más importantes del momento.

Ban Ki-moon | IE University

Ban Ki-moon recordó que el coronavirus no solo ha cambiado nuestra vida diaria, sistemas de salud, economías, relaciones interpersonales y sociedades, sino que también ha amplificado las desigualdades en materia de salud, trabajo, vivienda, alimentación, género y otras áreas, expandiendo además el proteccionismo. Sin embargo, matizó, al mismo tiempo ha propiciado la aparición de valiosas oportunidades para cambiar el mundo para mejor. “Para ello debemos unirnos en solidaridad y unidad”, continuó, llamando a tomar la iniciativa especialmente a los jóvenes y a las principales instituciones académicas, como las universidades.

La única manera de responder a desafíos de esta magnitud es comprender que la pandemia es un problema mundial, “la mayor amenaza que enfrentamos desde la Segunda Guerra Mundial”, y que por tanto requiere “una respuesta multilateral y firme”, con solidaridad, cooperación, alianzas y gobernanza global, y, por supuesto, con un fuerte liderazgo de las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud.

Sin embargo, para el ex secretario general de la ONU existe una falta de liderazgo a nivel global y la mayoría de los políticos están más preocupados por sus logros a corto plazo que por los objetivos a largo. “Además, lamentablemente, la pandemia también ha desatado un torrente de racismo y xenofobia, crímenes de odio y teorías de la conspiración y desinformación”.

Si se hubiera trabajado de forma unida, como en 2014 para erradicar el ébola, la pandemia actual ya se podría haber superado, sugirió. “En vez de cooperación, solidaridad y liderazgo estamos viendo polarización, desinformación y falta de escucha a los expertos”.

Cuando se producen crisis como esta y no hay un esfuerzo conjunto de los Estados Miembros, al final son las personas las que más sufren. “Por eso creo que tenemos más de 10 millones de contagiados y más de 500.000 han perdido la vida, porque los líderes no han escuchado la voz de los expertos, médicos y científicos y no han mostrado el sentido de unidad y solidaridad que han de tener”, continuó.

Según reconoció, “es una lástima que hasta ahora, cinco meses después del brote, el Consejo de Seguridad no haya sido capaz de tomar ninguna acción porque las grandes potencias están señalándose con el dedo, culpándose unas a otras”. En ese sentido, alertó de que a menos que esos países cambien su actitud “el futuro de 7.500 millones de ciudadanos globales será muy difícil”.

Además, lamentó que Washington decidiera abandonar el Acuerdo de París contra el Cambio Climático y otras organizaciones internacionales, comportamientos que tachó de “cortos de miras a nivel político y moralmente muy irresponsables”.

“Lograr que nuestras economías y sociedades sean más ecológicas debe estar en el centro de la recuperación de la COVID-19.”

Ban Ki-moon, que trabajó de cerca con los Estados Miembros de la ONU para modelar la Agenda 2030, recordó que, al igual que la COVID-19, la crisis climática es un desafío mundial que exige una acción urgente. “Lograr que nuestras economías y sociedades sean más ecológicas debe estar en el centro de la recuperación de la COVID-19”, apuntó. “Creo firmemente que en esta era de incertidumbre la lucha contra el cambio climático y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU son dos esfuerzos críticos que pueden unirnos en un momento en el que la pandemia ha demostrado cómo estamos de interconectados”.

De esta forma, señaló, se abordará la desigualdad, se protegerá nuestro planeta, se expandirá la prosperidad, se ampliará la inclusión, se avanzará en el empoderamiento de las mujeres y niñas y estaremos preparados para futuras pandemias. Y, concluyó, las principales instituciones académicas y los estudiantes serán fundamentales para unificar esos esfuerzos.

Por último, Ban Ki-moon llamó a seguir reformando la ONU para lograr una mayor transparencia y efectividad, para asegurar que sigue siendo un organismo respetado, responsable y necesario y para cumplir las expectativas de los Estados miembro, sin olvidar nunca a los más pobres y vulnerables del mundo. No en vano, recordó Susana Malcorra, durante su mandato como Secretario General entre los años 2007 y 2016, él siempre se guió por el lema de no dejar nunca a nadie atrás.

 

Vea el evento virtual completo aquí.