Asociar tu negocio familiar a un trust

Asociar tu negocio familiar a un trust
Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Share on LinkedIn

No nos malinterpretes, pero hay propietarios de empresas familiares que consideran beneficioso asociar su negocio a un trust, teniendo en cuenta el ahorro de impuestos potenciales que tendrían que pagar si no lo hicieran. Hay otra razón por la que merece la pena considerar los trusts: la gestión de tu empresa familiar. En primer lugar, ¿qué es un trust? Según Investopedia, “un trust es una relación fiduciaria en la que una parte, conocida como fideicomitente, da a otra parte, el fideicomisario, el derecho a poseer un título o activos para provecho de una tercera parte, el beneficiario.

 

¿Qué te da un trust? Asociar el negocio a un trust, lo que por su parte los hace más atractivo,os proporcionará a ti y a tu familia “los beneficios del control y la certidumbre sobre la transferencia de bienes a los miembros de la familia, entidades benéficas y otros particulares”. Por supuesto, todo trust debe encajar con las necesidades del negocio, porque, al igual que una corporación, son entidades que viven y respiran. De hecho, muchos asesores de estas familias recomiendan usar trusts revocables.

 

Pero no nos adelantemos. En primer lugar, debemos tratar una cuestión.

¿Por qué recurrir a un trust?

 

CNBC cita cuatro razones para asociar una empresa familiar a un trust.

 

  1. Ahorrar impuestos. La mayor parte de la fortuna de los propietarios de negocios se encuentra en la entidad corporativa. En lo que respecta a la transferencia de la compañía a las siguientes generaciones, la cesión de la propiedad mediante un trust es a menudo la forma en que una familia puede llegar a mantener su negocio y no verse obligada a venderlo. Sin embargo el objetivo crítico se remonta a los impuestos de sucesiones. ¿Por qué? Porque “cuando los activos son transferidos de un propietario a un trust beneficiando a otros, dejan de formar parte del patrimonio de esa persona y, por tanto, no están sujetos al impuesto de sucesiones a su muerte”. Aunque estarían aún sujetos a los impuestos sobre la renta, al hacerse distribuciones a beneficiarios que tienen menor presión de impuestos, aquellos a cargo de la ejecución del trust tienen la máxima discreción a la hora de distribuir el dinero. Y, por eso, este es el reto primordial para los abogados de los trusts.
  2. Los trusts te permiten proteger a los beneficiarios. Es común la historia del pobre niño rico al que sorprende un trágico final, por lo común derivado de una situación que termina con el niño en un significativo problema financiero. Aunque no detallamos todas las posibilidades, “los trusts permiten a los padres racionar la riqueza de los hijos de una forma más moderada y regulada”.
  3. Los trusts te permiten proteger tus activos. Como hemos mencionado anteriormente, la sucesión generacional está a menudo repleta de traspiés potenciales. En la misma medida en que resulta esencial la sucesión de quién habrá de ser el jefe de la empresa familiar, la protección de los activos es otro factor en la ecuación. ¿Por qué implementar esta política? En tanto que “una ventaja clave de montar un trustpara poseer un negocio familiar es que, cuando el patriarca o matriarca de la familia muere, los herederos pueden evitar el a menudo largo y costoso proceso legal que acompaña al establecimiento de un testamento”. Con esto en orden, se minimiza el riesgo de enfrentamientos familiares, al menos en lo que respecta a los activos.
  4. Supervisar el grupo. De la misma forma en que se recomienda a grandes empresas familiares tener consejos de dirección familiares, es incluso una mejor idea tener un trust cuando la compañía y la familia se expanden. La lógica es la siguiente: “Cuanto más grande sea el negocio, más puede ayudar un trust a los propietarios a controlar cómo se dirige y, una vez retirados o fallecidos, por quiénes y con qué propósitos”. Si diferentes miembros de la familia tienen intereses divergentes, la flexibilidad de diversos tipos de trust permite que las reglas de juego difieran según su estructura. Por tanto, “los trusts pueden estipular términos en virtud de los cuales un beneficiario retiene la propiedad del negocio mientras otros reciben diferentes activos o pagos del propietario del negocio durante un período prolongado”.

Muchas formas de trust para elegir

El tipo de trust que configuras depende de tí, no antes de consultar con abogados especializados en estos trusts y, por supuesto, de comprobar el sistema legal en el país en que las operaciones de tu negocio y tú llevaréis a cabo el trust. Pero, ¿qué formas comunes de trust puede merecer la pena considerar?

 

En primer lugar, ¿recuerdas lo que hablamos antes sobre los trusts revocables y nuestra recomendación, dada la flexibilidad de sus condiciones? : “un trust revocable es un trust en el que las disposiciones pueden alterarse o cancelarse dependiendo del donante. A lo largo de la vida del trust , los ingresos ganados son asignados al donante y, solo tras su fallecimiento, se transfiere la propiedad a los beneficiarios”.

 

Por otro lado, también hay trusts irrevocables. Al contrario de un trust revocable, “un trust irrevocable no puede ser modificado o rescindido sin el permiso del beneficiario. El donante, habiendo transferido los activos al trust, renuncia efectivamente a todos sus derechos de propiedad sobre los activos y el trust”.

 

Un trust especialmente útil si te preocupa la sucesión generacional es el trust dinástico. De hecho , “los trust dinásticos pueden planificarse para generaciones que aún no han nacido”. La idea es que este trustse crea para que la riqueza pase de generación en generación sin padecer impuestos de transferencia como los de sucesiones y los de donaciones.

 

¿Y qué hay de un trust configurado para propósitos benéficos? Para eso está el trust benéfico. Esta forma de trust irrevocable “se crea para el progreso en educación, la promoción de la salud pública y el confort, la ayuda a la pobreza, el fomento de la religión o cualquier propósito entendido como benéfico por la ley».

 

La regla de oro

 

Además de los tipos de trust que hemos desglosado, “puede configurarse una diversidad de estructuras de trust que ayuden a los propietarios de negocios a conseguir sus objetivos”.

¿Te ha beneficiado esta información y deseas saber más?

El HiOP de Familias Empresarias: cómo crear valor a lo largo de generaciones puede ayudarte a cumplir con tus objetivos. Para obtener más información, haz clic aquí para descargar nuestro folleto informativo. O, si estás preparado para participar en nuestra próxima edición, empieza a rellenar tu solicitud.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Share on LinkedIn