Cómo mejorar la productividad de la empresa de tu familia

Cómo mejorar la productividad de la empresa de tu familia
Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Share on LinkedIn

¿Sabía que en torno al 40 por ciento de las 250 empresas francesas y alemanas más importantes son empresas familiares?  ¿Y que aproximadamente un tercio de las empresas que figuran en el índice S&P 500 pertenecen también a esta categoría? Si no lo sabía, felicidades. Como miembro de una empresa de gestión familiar, usted forma parte de un club empresarial al que pertenecen desde la tienda del barrio hasta algunas de las marcas más importantes (como por ejemplo Samsung y BMW). Sin embargo, si tenemos en cuenta que sólo el 30% de las empresas familiares llega hasta la tercera generación, hay algunos aspectos que es interesante tener en cuenta.

 

¿Es importante la productividad?

Según la Oficina de Estadística Nacional del Reino Unido (ONS), el 75% de las empresas registradas en el Reino Unido son empresas de gestión familiar. Un estudio de la ONS de 2015 en el que analizaba 700 empresas industriales del Reino Unido, descubrió que la productividad de estas empresas es un 20% menor que la de las empresas no familiares.

¿Por qué estudiar esta discrepancia? La ONS quería determinar por qué la productividad de los trabajadores del Reino Unido era sustancialmente menor que la de los de Estados Unidos, Alemania y Francia; ya que el crecimiento en la productividad es un indicador de niveles salariales y de vida más altos.

Como se puede ver en este gráfico, la media de productividad de los trabajadores de empresas no familiares es considerablemente mayor que la de los trabajadores contratados por una empresa de propiedad y gestión familiar. La media de productividad de los trabajadores en empresas no familiares fue de 53 340 £, mientras que en el caso de las empresas de propiedad y gestión familiar esta fue de 36 910 £.

 

¿Qué podemos aprender de este estudio?

En primer lugar, la ONS reveló que en las empresas familiares habían encontrado “peores prácticas de gestión, mientras que el resto de las empresas prestaba una atención especial a la supervisión del rendimiento del personal, el establecimiento de objetivos y la oferta de promociones”. Igualmente, el estudio apuntaba que las empresas de propiedad extranjera eran casi el doble de productivas que las empresas nacionales, y que las que comerciaban con el extranjero tenían un rendimiento mayor.Las empresas familiares británicas pueden aumentar su productividad prestando más atención a las prácticas de gestión y mejorando las mismas. Asimismo, también podrían mejorar su productividad dirigiendo sus esfuerzos hacia la expansión internacional. Es posible que piense que estos datos hacen referencia al Reino Unido, pero que usted vive fuera del mismo y no le incumben directamente. ¿Cómo puede sacar partido a esta información?

Cinco factores que conducen a la longevidad de una empresa

Según McKinsey las empresas familiares se enfrentan a dos retos relacionados: «conseguir un rendimiento empresarial sólido y mantener el compromiso de la familia y su capacidad para continuar siendo propietaria». Para lograr ambos objetivos, indican cinco factores que deben funcionar en armonía: Familia, Gestión de la Riqueza, Propiedad, Gestión del Negocio y de la Cartera de Inversiones, y Fundaciones.

 

Familia

No es ningún secreto que las tensiones entre la familia pueden contribuir al hundimiento de una empresa familiarbien sea por nepotismo, gestión deficiente o por una lucha sin cuartel a la hora de determinar quién tomará las riendas en la siguiente generación. Las grandes empresas familiares que suponen el 30% tienen mucho cuidado a la hora de establecer responsabilidades ligadas a la propiedad. Para establecer estas responsabilidades:

 

Elaboran acuerdos verbales y escritos respecto a cuestiones tales como la composición y elección de la junta directiva de la empresa, qué decisiones de la misma requieren consenso o una mayoría cualificada, el nombramiento del director general, las condiciones en las que los miembros de la familia pueden o no trabajar en la empresa y algunos de los límites de la estrategia empresarial y financiera.

 

Otra característica de las empresas familiares que describió McKinsey, fue que había un modelo de gestión meritocrático, adecuado para las circunstancias de cada una de las empresas. Y, por supuesto, otro reto al que se enfrentan estas empresas que duran cada vez un número mayor de generaciones es una familia más extensa, lo que conlleva forzosamente una fragmentación de la propiedad. Organismos como las Family Offices pueden ayudar a que la parte de la familia de la empresa familiar trabaje en perfecta armonía.

Gestión del patrimonio

Las familias necesitan gestionar un patrimonio que no se limita sólo a sus participaciones en la empresa familiar. ¿Qué tipo de activos deberían poseer? La norma, según McKinsey, es una mezcla de activos líquidos y semilíquidos (como capital privado) y participaciones en otras empresas. Esta combinación ofrece liquidez y garantiza una diversificación del riesgo gracias a la diversificación de los activos.

 

Propiedad

Las familias no sólo deben abordar las cuestiones relacionadas con las necesidades de efectivo, también deben encontrar un equilibrio entre la conservación del control de la empresa y la obtención de capitales. Si su empresa se encuentra en un momento de transición generacional, estos temas adquieren mayor importancia. Muchas empresas regulan esta situación mediante acuerdos de los accionistas con una duración de entre 15 y 20 años. Estas empresas a menudo limitan el número de acciones disponibles para la venta pública, y muchas siguen siendo de empresas de capital privado con subsidiarias independientes de capital público que aún así dejan la parte más importante de la empresa en manos privadas para eliminar conflictos de interés a la hora de mantener el control.

Gestión del negocio y de la cartera de inversiones

Los motivos por los que este atributo es importante son evidentes. Para que su empresa pueda centrarse en continuar con su modelo de negocio, hay dos tácticas que pueden ayudar: «una junta directiva fuerte y una visión a largo plazo combinadas con una estrategia de gestión de la cartera de valores prudente pero dinámica.» Muchos miembros de la familia son participantes activos de la junta en la que hay también una cantidad considerable de miembros externos que aportan una perspectiva diferente. En lo que se refiere a la cartera de inversiones, es fundamental adoptar una visión a largo plazo para no perder de vista un crecimiento continuo que a la larga garantizará la seguridad de la empresa.

 

Fundaciones

La filantropíaes el último pilar que puede contribuir a mantener el compromiso de la familia, especialmente en el caso de aquellos miembros que no forman parte de manera activa de la gestión de la empresa, y a transmitir valores humanos a largo plazo. En Estados Unidos, 13 de las 20 organizaciones filantrópicas más importantes son fundaciones familiares, incluida la fundación Bill y Melinda Gates. La implicación personal no debe interponerse; las familias deben combinar la pasión con la profesionalidad y una valoración estricta de las implicaciones que conllevan estas actividades.

 

Consejos finales

Es de importancia vital que los miembros de la familia que pertenecen a la junta directiva establezcan límites, asegurándose de que todo el mundo sabe cuál es el papel de los demás en la empresa y, por supuesto, que construyan un equilibrio entre la esfera personal y la laboral para poder hablar de temas distintos de los laborales. Por último, hay que tener en cuenta cómo se incluye a los que no son miembros de la familia en la ecuación organizativa. Es natural que haya quien considere a estas personas como ajenas a la familia, sin embargo «las empresas familiares suelen dar gran importancia a la atención y la fidelidad, y para algunas personas de valía estos valores pueden suponer una diferencia positiva respecto a lo que ofrecen las empresas que no son familiares».

 

¿Preparado/a para aumentar la producatividad y más?

El HiOP de Familias Empresarias: cómo crear valor a lo largo de generaciones puede ayudarte a cumplir con tus objetivos. Para obtener más información, haz clic aquí para descargar nuestro folleto informativo. O, si estás preparado para participar en nuestra próxima edición, empieza a rellenar tu solicitud.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Share on LinkedIn