¿Qué papel desempeña el vídeo en la revolución del marketing digital?

¿Qué papel desempeña el vídeo en la revolución del marketing digital?
Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Share on LinkedIn

¿Has notado que cada vez hay más vídeos en tu muro de noticias de Facebook? Esto se debe a la manera en que Facebook decide los contenidos que aparecen en las noticias. Según demuestra un informe de Ad Age, el “algoritmo de recomendación de contenido de Facebook da preferencia a su propio reproductor de vídeo a la hora de decidir qué contenidos mostrar la sección de noticias de las usuarios”. Este ejemplo en concreto pone de manifiesto que el marketing de vídeo está cada vez más presente.

 

¿Por qué van a cobrar mayor importancia los contenidos de vídeo?

Una infografía de Accenture Interactive dice que, en 2018, el 84% de todas las comunicaciones de marketing serán visuales. Y además, que en 2020 los vídeos representarán el 80% de todo el tráfico web. Estas cifras ponen de manifiesto la creciente importancia de los contenidos de vídeo. Por otro lado, una encuesta reciente sobre marketing de vídeo de Contently afirmaba que el 74% de los directores de marketing encuestados dijeron que tenían previsto invertir en vídeo en los próximos cinco años. Estos datos suponen una cifra superior a la de otras iniciativas, por ejemplo, en redes sociales, blogs, contenidos interactivos e infografías. Aunque todavía no está claro el volumen de contenidos de vídeo que deben formar parte integral del marketing en esta década, parece que, por fin, se está invirtiendo en él. Contently, en el mismo artículo, resume los resultados de la encuesta y cita cifras del IAB que dicen que los vídeos representan el 56% de los presupuestos digitales, y que los compradores de contenido han invertido un 67% más en contenidos de este tipo de lo que lo hicieron en 2015.

 

El cambio hacia los contenidos de vídeo sigue siendo una senda de obstáculos

Aunque las redes sociales están mucho más presentes en empresas de B2B y de B2C, la verdad es que todavía son necesarios algunos cambios para poder incorporar vídeos. El Content Marketing Institute, como se menciona en el artículo de Contently, ha declarado que solo el 60% de las empresas de B2B y B2C utilizan contenidos de vídeo en la actualidad. Las razones que explican este porcentaje no resultan sorprendentes: coste, dificultad de medición de resultados y complejidad.

 

En la práctica, a pesar de todo el interés que pueda haber en el mundo del marketing por el vídeo, los problemas de ejecución (y, por supuesto, las restricciones presupuestarias) suponen una barrera importante. Pero esto no significa que no haya soluciones más económicas, como las que ofrece Stark Crew en Madrid. Esta agencia cuenta con una red global de productoras de vídeo locales e independientes, que permite producir contenidos de calidad pero ahorrando en las partidas relacionados con el traslado de equipos a los lugares de grabación; esta solución también permite aprovechar los conocimientos locales de las productoras pero  sin abandonar las aspiraciones global del proyecto. También existen plataformas como Vidyard, que intentan hacer frente a las dificultades que presenta la medición de resultados de los vídeos, ofreciendo indicadores KPI que facilitan su monitorización. La inversión en contenidos de vídeo solo puede justificarse con sus resultados.

 

Existen, por tanto, múltiples ventajas potenciales del uso del marketing de vídeo. Ahora bien, resulta que, dadas las limitaciones en el presupuesto de marketing digital, parece que hay ciertas dudas al respecto. Estas dependen mayormente a su coste y al hecho de que muchas marcas no tengan expertos internos capaces de desarrollar estos contenidos, lo que puede ser, a la larga, uno de los mayores impedimentos para este tipo de marketing. Porque la cuestión es: ¿veremos llegar estos fenómenos de marketing de vídeo a cumplirse?

 

¿Cuál es el veredicto?

Concluimos este curso hablando sobre las últimas tendencias que sin duda van a tener un impacto en el marketing digital en el futuro. Y aunque puede parecer que el vídeo no es tan atractivo como los conceptos de AI y Big Data, lo cierto es que los formatos emergentes y las ventajas que ofrece el vídeo pueden hacer de este tipo de contenidos algo digno de tenerse en cuenta en el futuro.

 

¿Listo para unirte a la acción?

Si quieres saber más sobre el HiOP Marketing Digital, Redes Sociales y Analítica: Una Estrategia Omnicanal, consulta nuestra página web. Y, si ya estás preparado para unirte a nosotros, empieza a rellenar tu inscripción ahora!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Share on LinkedIn