En pie por la inclusión

En pie por la inclusion

A pesar de los enormes avances que las organizaciones están acometiendo para impulsar políticas inclusivas y de gestión de la diversidad, aún hay muchos desafíos pendientes. El rol que ejercen los líderes es crucial, pero también cobra cada vez más relevancia el papel que desempeñan nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial, para apostar por la integración social de todas las personas, pertenecientes a colectivos como LGBT e independientemente de su raza o ideología. Sobre el binomio tecnología-inclusión y la importancia del liderazgo para desarrollar políticas inclusivas conversan Sergey Gorbatov, profesor de Liderazgo y Gestión de Recursos Humanos en IE Business School, y Marion Mulder, cofundadora y miembro de la junta directiva de Workplace Pride Foundation.

Transcription

Sergey Gorbatov: Marion, muchas gracias por tu tiempo y por esta entrevista. Eres cofundadora y miembro de la junta de Workplace Pride y también socia de Muldimedia. Cuéntanos un poco cuál es la diferencia entre ambos y cómo tu trabajo fomenta la inclusión.

Marion Mulder: Creo que, como muchas personas, tengo un “trabajo diario” y un “trabajo gay”. Fui una de las fundadoras de Workplace Pride en 2006 y estoy en la junta desde entonces, donde desarrollo mi actividad de forma voluntaria.

 

Sergey Gorbatov: ¿Cuánto tiempo es eso, en años?

Marion Mulder: No sé. He crecido con la organización y sigo siendo miembro de la junta. Me centro en dos temas que son muy cercanos y queridos para mí: las mujeres y la tecnología. Ahí es donde también entra mi trabajo diario, así que actualmente tengo mi propio negocio profesional independiente y mi objetivo es hacer que la tecnología trabaje para ti. He creado sitios web y aplicaciones, y desde hace unos cuatro años me he centrado completamente en los ‘chatbots’ y un poco en la inteligencia artificial, aunque esta parte consiste realmente en conversaciones con guiones, en lugar de IA real. En lo que todo esto se une es en algo en lo que también estoy muy interesada, que es la ética de la inteligencia artificial, específicamente en la demografía. Se acerca mucho a la diversidad. Lo que sucede en este momento es que toda esta nueva tecnología tiene capacidades de IA y, si no somos lo suficientemente diversos con la información, todos los prejuicios que tenemos actualmente se automatizarán en la sociedad. Por tanto, necesitamos contar con la diversidad y con la tecnología en este momento y se acercan mucho. Actualmente estoy trabajando en dos proyectos. Uno con un hospital y otro con la Cámara de Comercio holandesa, ayudándole a desarrollar sus ‘chatbots’, principalmente para su servicio al cliente.

 

Sergey Gorbatov: Es muy interesante, la tecnología y la inclusión. Nos aislamos cada vez más con nuestros propios dispositivos y vivimos en nuestros mundos virtuales, pero, al mismo tiempo, la tecnología puede enseñar a seleccionar para la inclusión y ayudarnos a evitar sesgos. ¿Cómo ves eso? ¿La tecnología unirá o dividirá?

Marion Mulder: Creo que la tecnología no es humana, por lo que serán los humanos quienes decidan qué hacer con la tecnología y si la están usando para bien o para mal. Y lo veo en ambos sentidos, así que, para mí, cuando llevas bien la tecnología, es en tu propio beneficio y te facilita la vida. El desafío que tenemos es que no todos tienen ese interés, así que hay sectores o personas que quieren actuar mal. Se puede utilizar una tecnología de reconocimiento facial, por ejemplo, con el objetivo de facilitar el inicio de un dispositivo, pero esa misma tecnología también puede señalar a un grupo vulnerable de la sociedad. Un ejemplo que me preocupa mucho es el reconocimiento facial en los aeropuertos, que es realmente fácil de entender. No obstante, si la combinas con los datos de las redes sociales en países como, por ejemplo, Arabia Saudí, no se necesita mucho para saber de inmediato que es una persona gay la que está pasando la aduana y, por tanto, en lugar de ir al avión, irá a un centro de detención. Ahí es donde nosotros, como comunidad, debemos ser muy conscientes de lo que está haciendo la tecnología y ayudar a cambiar la sociedad para siempre. No solo para nosotros como seres humanos, sino también desde el lado de la tecnología. Se trata de lo que hacemos como seres humanos y de cuán conscientes somos del impacto de la tecnología, pero también de los datos demográficos específicos y de lo que se puede hacer con ellos.

 

Sergey Gorbatov: ¿Cuál es tu consejo? ¿Qué puedes hacer como consultora independiente, como empresaria o como representante de Workplace Pride? ¿Cuáles serían tus estrategias y acciones específicas para contribuir a elevar la importancia de la regulación?

Marion Mulder: Creo que estoy en una posición afortunada, así que el consejo que voy a dar es para personas como yo, aunque todos puedan seguirlo. Siempre pienso que, si voy a empresas, es que me han buscado en Google y saben que soy gay o lesbiana, pero, cuando voy, inmediatamente hablo sobre ello, con cercanía. De una manera agradable, hago que las personas se den cuenta del mal uso que se hace de las palabras en las conversaciones y piensen que se trata de ignorancia, no de mala intención, así que intento utilizar la formación para influir en el mundo que me rodea, con mi presencia. No obstante, eso requiere un cierto tipo de liderazgo y de comodidad y sé que yo estoy en esa posición, así que puedo hacerlo, pero no todo el mundo puede.

 

Sergey Gorbatov: ¿Lo harías igual en cualquier país? Es más fácil aplicarlo en los Países Bajos, pero supongamos que vas a Polonia, Rusia o Kenia. ¿Harías algo diferente?

Marion Mulder: Probablemente, porque esto va de mantener el equilibrio entre ser audaz y desafiar el ‘statu quo’, pero no poner en peligro tu propia seguridad; por tanto, medir tu propia seguridad y ver si puedes actuar así. Y, una vez que lo hayas hecho, ver si puedes salir a la calle de manera segura. Se trata de encontrar el equilibrio y ver hasta dónde puedes estirarlo. Desde ese punto de vista, no siento que sea tan audaz. En abril, en la Conferencia Europea de Lesbianas, conocí a personas mucho más audaces que yo frente al ‘statu quo’ y capaces de promover un cambio en el mundo. Yo actúo desde mi trabajo, que es mi zona de confort. Es el ambiente que conozco y que puedo moldear, mientras celebro que haya otras personas que actúen a nivel social, a las que me gustaría apoyar en todo lo que pueda.

 

Sergey Gorbatov: Es loable lo que haces y, sinceramente, una inspiración para todos nosotros. Se necesita valor, fuerza interior, alineación con los valores y un gran sentido de quién eres. Una sola persona puede hacer mucho, pero, si quieres impulsar el cambio a gran escala, necesitas asociarte.

Marion Mulder: Efectivamente.

 

Sergey Gorbatov: Necesitas alianzas, que otros te apoyen. ¿Dónde ves las mayores oportunidades y qué falta en este momento?

Marion Mulder: Creo que hay grandes oportunidades de colaboración en todas partes. Cuando haya alguien lo suficientemente valiente como para ponerse en pie, todos deberíamos ayudarle, estar a su alrededor. Hay un vídeo genial de Derek Sivers, ‘Dancing Guy’, en el que muestra cómo un tipo que comienza a bailar se ve ridículo hasta que una segunda persona se para a su lado y bailan juntos. Y, de repente, el resto del grupo se une a ellos. Se necesita una persona con coraje para impulsar el cambio y solo una persona más a su lado que diga “Estoy aquí por ti” para que el resto del grupo piense “Puedo unirme”. Creo en esto y pienso que lo que necesitamos son oportunidades. Y realmente surgen muchas para llevar a cabo microcambios. Todos deberíamos dar un paso adelante en lugar de optar por la comodidad. Se necesita más gente, pero también entiendo que no todos sean tan audaces o hayan llegado aún a ese punto. No obstante, si el resto del grupo comienza a bailar, únete al baile.

 

Sergey Gorbatov: Entonces, si te he entendido bien, ¿se necesitan seguidores para convertir a un loco en líder?

Marion Mulder: Eso está bien.

 

Sergey Gorbatov: Alguien con una idea loca, una idea audaz… No obstante, si estás solo, todos te señalan con el dedo y te tratan de chiflado.

Marion Mulder: Es necesario un primer seguidor para que el resto le siga.

 

Sergey Gorbatov: ¿Cómo obtienes seguidores de cara a la inclusión?

Marion Mulder: No me veo como ese líder que se pone en pie. Me veo más como un primer seguidor. Cuando veo a alguien en pie impulsando un cambio, me paro junto a él. Puede ser cuando alguien publica algo en las redes sociales, mostrando mi apoyo y compartiéndolo, mostrando mi respaldo. Puede ser algo tan simple como eso.

 

Sergey Gorbatov: Eso es muy interesante.

Marion Mulder: Puede ser alguien en el trabajo que se está haciendo visible y le apoyas para que otros le sigan.

 

Sergey Gorbatov: Demos algunos consejos a esos líderes, ¿de acuerdo? Desde la posición de un seguidor, ¿qué te llama la atención? ¿Una imagen? ¿Una palabra? ¿La forma en la que se expresan? ¿Es un evento lo que te hace compartir, comentar, apoyar…?

Marion Mulder: Es algo que tiende a ser intuitivo. Ves a alguien y vas. Creo que para mí es una visión de algo positivo, alguien que dice “Quiero lograr esto”, aunque parezca la paz mundial, pero vamos a lograrlo. Podría ser alguien que simplemente constituye un ejemplo de liderazgo. Hoy en día, si alguien me pide que esté presente en algo, siempre acepto, porque creo que necesitamos un liderazgo femenino. También hoy me han dicho “¿Quieres hablar?” y he dicho que sí, aunque no sepa bien por qué, pero, si alguien vio ese liderazgo en mí y me invita, acepto para ser visible. Para mí, se trata de creer en algo positivo, en impulsar un cambio positivo, una nueva idea, una aplicación, un evento… Podría ser una publicación en las redes sociales, una idea descabellada o simplemente una persona en un bar o en la parada del autobús y unirme a ella. Cuando estaba en la ELC en Viena, había mujeres transgénero que estaban solas y la gente las miraba, así que solo hace falta…

 

Sergey Gorbatov: ELC es la Conferencia Europea de Lesbianas.

Marion Mulder: Sí, Conferencia Europea de Lesbianas. En lugar de alejarse, se trata de ir con ellas hasta que llegue el autobús. Hacen falta cosas tan simples como esa para crear un poco de seguridad en nuestra comunidad.

 

Sergey Gorbatov: Gracias por los ejemplos que acabas de compartir. Realmente puede haber líderes con ideas, pero que no saben cómo avanzar y acabas de dar tantos ejemplos de lo que podrían hacer… Mi última pregunta es sobre ti. ¿Eres una líder inclusiva?

Marion Mulder: Eso espero.

 

Sergey Gorbatov: ¿Cómo lo sabes?

Marion Mulder: Para mí, el liderazgo inclusivo está en pie, impulsando y esperando a que otros lo sigan. El liderazgo no consiste en pasar por una escuela y después pasar a ser parte de la jerarquía. Consiste en ser la persona que quiere cambiar el mundo de su alrededor para bien, atrayendo a otras personas hacia ese objetivo. Creo que estoy atrayendo a otras personas, pero es muy difícil opinar sobre uno mismo. Creo que tiene que ser otro el que diga esto de mí, si soy o no una líder inclusiva.

 

Sergey Gorbatov: Gracias, muchas gracias. Ha sido muy inspirador y un honor.

 

© IE Insights.

Read More

SOBRE EL AUTOR

Sergey Gorbatov

Sergey Gorbatov

Profesor de Liderazgo y Gestión de Recursos Humanos en IE Business School

¿TE GUSTARÍA RECIBIR IE INSIGHTS?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscripción a la Newsletter

ÚLTIMAS NOTICIAS

VER MÁS INSIGHTS