Volver

Los alumnos de IE Law School colaboran para que la tecnología ayude a niños, mayores de edad y otros colectivos hospitalizados

IE Law School students bring technology to hospitalized children and adults

For the third year running, Voluntechies turned to IE Law School students to find legal solutions to the real challenges they currently face.

Voluntechies es una organización sin ánimo de lucro organiza talleres tecnológicos con realidad virtual, robótica o drones para entretener y educar a personas mayores, niños y otros colectivos vulnerables durante su recuperación hospitalaria. “Este año, los alumnos de la Clínica Jurídica, en colaboración con el despacho Ashurst, nos han ayudado, por un lado, a analizar la responsabilidad civil derivada de la actividad de Voluntechies y sus voluntarios y, por otro, en el cumplimiento de la normativa de protección de datos”, resume su fundador y presidente, Francisco Rojo.

Las necesidades de Voluntechies hicieron que la colaboración con la Clínica Jurídica de IE tuviese dos vertientes. En primer lugar, estudiar la responsabilidad civil de la organización, que supuso revisar las actuales pólizas de seguro de sus voluntarios y delimitar la responsabilidad de los directivos. En segundo lugar, comprobar los convenios de colaboración de la ONG desde el punto de vista de la protección de datos, lo que implicó un reto para los alumnos de grado y posgrado, encargados de asesorar a la organización en tanto en cuanto debía adecuarse al nuevo marco legal.

“La entrada en vigor del RGPD [Reglamento General de Protección de Datos] en 2016 y su transposición al ordenamiento jurídico español mediante la Ley 3/2018 denota un campo más novedoso”, explica el alumno del Doble Master en Abogacia y Asesoría Jurídica (LL.M.) Rogelio Jiménez, que subraya cómo este proyecto de asistencia legal ha complementado su experiencia académica en IE: “Los alumnos no invertimos muchas horas lectivas durante el grado o máster en el análisis de las implicaciones legales de las empresas en materia de protección de datos. Por tanto, ha sido imperioso abordar desde el primer día este aspecto fundamental para poder asesorar a nuestro cliente”.

“La proactividad y capacidad de involucrarse del equipo de estudiantes de IE Law School es excepcional, lo que permite que entiendan desde el primer momento el problema al que nos enfrentamos y trabajen para poder asesorarnos de la mejor forma posible”.

Jiménez, que describe la colaboración como “formidable”, resalta los aspectos prácticos de esta experiencia: “Me ha permitido trabajar en equipo con un período de tiempo predefinido y con la colaboración de profesionales de alto prestigio y experiencia”. El estudiante también destaca que el proyecto combina las tareas académicas con las del trabajo diario en una firma: “Durante este período intenso, hemos tenido que compaginar la finalización del máster con la realización de tres proyectos y su presentación a los clientes. Esto nos prepara para un mundo exigente”.

Para Francisco Rojo, fundador de Voluntechies, la colaboración también ha sido enriquecedora: “La proactividad y capacidad de involucrarse del equipo de estudiantes de IE Law School es excepcional, lo que permite que entiendan desde el primer momento el problema al que nos enfrentamos y trabajen para poder asesorarnos de la mejor forma posible”. Según Rogelio Jiménez, pertenecer a IE es un factor diferencial, gracias a su flexibilidad ante los retos: “Las circunstancias nos han obligado a innovar y adaptarnos al cambio, gracias a lo cual hemos tenido la posibilidad de presentar proyectos de forma remota e interactiva”.

Desde Voluntechies esperan repetir el próximo año para hacer un informe de derecho comparado con la Cliníca Jurídica. “Es una experiencia totalmente recomendable, especialmente a otras entidades sin ánimo de lucro que, como nosotros, muchas veces no tienen ni la capacidad ni los recursos para contar con un apoyo jurídico de primer nivel como este”, resume Rojo. Por su parte, Jiménez destaca cómo ha crecido profesionalmente gracias a la Clínica Jurídica: “IE ha contribuido desde el primer día a desarrollar las soft skills necesarias para el ejercicio de una profesión apasionante y en constante evolución como es la abogacía”.