Volver

Clínicas jurídicas, un laboratorio real para aprender Derecho

news_legal_clinics_soledad_atienza_ie

En un artículo publicado en Expansión, Soledad Atienza, Directora del Grado en Derecho y Vicedecana de Relaciones internacionales de IE Law School, explicó que el máximo objetivo de las clínicas jurídicas es aprender haciendo.

La clínica jurídica de IE Law School lleva cuatro años brindando a los alumnos de derecho de grado y posgrado una experiencia inmejorable y exponencial.

Soledad Atienza aseguró a Expansión Jurídico que este método de enseñanza es un win-win para todos los actores que participan en él. “A través de la clínica jurídica los estudiantes tienen la capacidad de desarrollar sus habilidades frente a su futura profesión de abogado, tener una experiencia de trabajo directo con clientes reales, así como adquirir una conciencia de la necesidad de servir a la sociedad a través de una actividad pro bono”.

Algunos de los despachos de abogados  que colaboran con las clínica jurídicas de IE Law School son Ashurst, Dentons, Latham & Watkins, Garrigues, Dutilh, DLA Piper y Herbert Smith Freehils, entre otros. A través de este tipo de experiencia, los despachos tienen la oportunidad de potenciar aún más su labor pro bono, desarrollar las capacidades pedagógicas y de enseñanza de sus trabajadores, así como conocer de primera mano a futuros abogados que, posiblemente, puedan terminar trabajando en alguno de estos despachos, aseguró Atienza.

Ignacio Domínguez, ‘counsel’ del departamento mercantil de Latham & Watkins, aseguró que ambas instituciones tienen los mismos objetivos en este programa: “ayudar a clientes que no siempre se pueden permitir los servicios de un despacho de abogados de alto nivel, mientras enseñamos a los estudiantes de derecho a moverse con soltura ante casos reales que necesitan un asesoramiento legal serio”, comentó.

Sara Sánchez, codirectora de la clínica jurídica y profesora de derecho mercantil, aseguró que la Clínica Jurídica de IE se centra en emprendimiento social, tanto por el perfil de los profesores como por el de los alumnos de la institución. Sánchez explicó a Expansión que los alumnos se enfrentan a asuntos legales reales en los que “se tratan temas que van desde los contratos laborales hasta el derecho de las nuevas tecnologías, la protección de datos o incluso el derecho migratorio”.

“Este periodo de trabajo ha cambiado mi mentalidad, me ha permitido ver el compromiso social de la profesión, ganar responsabilidad personal y ha incrementado mi curiosidad por nuevos terrenos del derecho”

Iness Arabi y Luisa Morely, ambas estudiantes del doble grado en derecho y relaciones internacionales de IE Law School y participantes de la Clínica Jurídica, afirmaron que su implicación ha sido una “experiencia muy enriquecedora unida a un baño de realidad increíble”.

Según apuntó Morely, “nunca pensé que la clínica legal y los asuntos a los que nos tendríamos que enfrentar fuesen tan reales. La experiencia que hemos adquirido como estudiantes es impagable y el trato en los despachos ha sido inmejorable, puesto que nos han considerado como un abogado más del equipo que trabajaba en un determinado proyecto”.

 

Lee el artículo completo escrito por V. Moreno en Expansión Jurídico aquí.