Hacia un voluntariado corporativo etico

Hacia un voluntariado corporativo ético

El voluntariado corporativo cuenta con el apoyo de cada vez más organizaciones, como parte del compromiso de corresponder a la sociedad por lo que reciben de ella. Sin embargo, es necesaria una gestión adecuada y responsable para que ese voluntariado aporte un beneficio social real y no derive en un esfuerzo sin resultados. Cuatro son las claves fundamentales que se deben seguir para obtener un impacto positivo.

Las empresas están apoyando cada vez más el voluntariado corporativo, donde se alienta a los empleados a participar en experiencias fuera de la oficina para mejorar sus currículums e incrementar sus habilidades, al tiempo que retribuyen a la sociedad. Muchas organizaciones, como Deloitte, Salesforce y Microsoft, tienen programas que animan a los empleados a participar en experiencias de voluntariado e incluso ofrecen tiempo libre remunerado para hacerlo. Estas experiencias pueden tener un alcance local o internacional. Las Naciones Unidas consideran que el voluntariado puede desempeñar un papel importante en el apoyo a iniciativas globales de desarrollo sostenible mientras se desarrollan las habilidades del voluntario.

 

El rol de la empresa

Sin embargo, si no se ejecuta de manera adecuada y responsable, algunos académicos y especialistas en desarrollo advierten que la tendencia creciente del voluntariado a corto plazo podría hacer más daño que bien. Las organizaciones deben actuar con cuidado a la hora de alentar y facilitar el voluntariado a los empleados, especialmente si estos cruzan las fronteras internacionales. De lo contrario, se podrían desperdiciar los esfuerzos de dichos voluntarios y los recursos de la empresa y, lo que es peor, se podrían causar daños a las comunidades de acogida y generar preocupaciones éticas y de derechos humanos.

Por ejemplo, voluntarios bien intencionados han estado viajando a orfanatos de todo el mundo, a menudo pagando un precio considerable para hacerlo. Esto puede parecer beneficioso para ambas partes, ya que los voluntarios adquieren experiencia y habilidades y los orfanatos reciben mano de obra y dinero. No obstante, informes como los de la organización sin ánimo de lucro Save the Children apuntan que los voluntarios pueden causar daños debido a su falta de experiencia en esta área. Además, The Guardian informaba recientemente que algunos orfanatos incluso mantienen deliberadamente a los niños en condiciones deficientes o trafican con personas que no son huérfanas para obtener acceso al dinero de los voluntarios.

Sin embargo, según ha informado el Departamento de Estado de Estados Unidos, a nivel mundial, entre el 80 % y el 90 % de los niños que están en orfanatos tienen un progenitor que aún vive. Como resultado, hay un creciente movimiento a favor de apoyar la atención comunitaria en lugar de a los orfanatos. Por eso, organizaciones voluntarias, como Projects Abroad, están tomando medidas y cancelando programas de voluntariado con orfanatos y la London School of Economics and Political Science, por ejemplo, está liderando una petición para evitar que las organizaciones promuevan viajes que involucren orfanatos.

Las empresas deben asegurarse de que las organizaciones y los programas de voluntariado en los que participan sus empleados han sido revisados exhaustivamente para garantizar el cumplimiento de las normas de calidad, ética y derechos humanos.

Hacia un impacto positivo

Para evitar posibles dificultades y garantizar un impacto positivo en los empleados involucrados y las comunidades locales, sugerimos a las compañías que evalúen cuidadosamente sus programas de voluntariado interno y consideren implementar las siguientes cuatro recomendaciones:

  1. Las empresas deben asegurarse de que las organizaciones y los programas de voluntariado en los que participan sus empleados han sido revisados exhaustivamente para garantizar el cumplimiento de las normas de calidad, ética y derechos humanos. Si bien el desarrollo de un sistema de certificación para organizaciones de envío de voluntarios aún está en el horizonte, las regulaciones respecto a estas organizaciones a menudo se quedan cortas o no existen. No obstante, las empresas pueden utilizar la lista de miembros de la International Volunteer Programs Association, que hace cumplir a sus miembros 35 principios y prácticas integrales para garantizar la calidad del programa y el comportamiento voluntario apropiado. Ese nivel de revisión puede ayudar a los directivos a asegurarse de que su empresa y sus empleados están respaldando una iniciativa que vale la pena y de que lo hacen de manera responsable. Para un enfoque más personalizado, organizaciones de voluntariado bien establecidas, como Cuso International, ofrecen programación personalizada y responsable para socios corporativos.
  2. Los responsables de negocio deben tratar de forjar políticas corporativas internas estrictas en torno a las áreas y el tipo de trabajo de voluntariado abierto a sus empleados, favoreciendo las iniciativas que se centren en el desarrollo de las capacidades locales y el respeto de los contextos locales. Las oportunidades de voluntariado deben alinearse con las competencias principales de los empleados y, preferiblemente, con las competencias y objetivos centrales de sus empresas. Las contribuciones voluntarias también deben responder a las necesidades de la comunidad y priorizar las asociaciones comunitarias. Por ejemplo, un experto en márketing podría dar formación a emprendedores locales sobre el uso de las redes sociales, en asociación con una organización o institución local. Los responsables de negocio deben evitar fomentar oportunidades de voluntariado que brinden mano de obra no técnica, por ejemplo, para la construcción de viviendas o escuelas, lo que podría desplazar el empleo y la experiencia locales.
  3. Las empresas pueden animar a sus empleados a seguir una formación adecuada para cualquier voluntariado futuro. La formación adecuada, particularmente para voluntarios internacionales, puede ayudar a asegurar la comprensión contextual y la conciencia y sensibilidad cultural. Las principales organizaciones de voluntarios, como Voluntary Services Overseas, ya ofrecen esta formación. Los responsables de negocio pueden asegurarse de que los empleados utilizan organizaciones de envío de voluntarios que ofrecen esta formación introduciendo este requisito en las políticas internas. Esta formación adicional puede ser beneficiosa tanto para las organizaciones como para las comunidades: los empleados adquieren diversas habilidades al tiempo que las comunidades se benefician de las asociaciones y acciones de voluntariado apropiadas.
  4. Después de una experiencia de voluntariado, los responsables de negocio deben alentar a los empleados a reflexionar sobre sus experiencias y, al mismo tiempo, deben asegurarse de que obtienen información concreta sobre el impacto que el voluntariado ha tenido en la comunidad. Una reciente investigación de Steele, Dredge y Scherrer ha descubierto que, aunque muchas organizaciones de voluntariado hablan de la importancia del impacto de los voluntarios en las comunidades, muchas menos tienen procesos rigurosos para evaluar ese impacto en la comunidad. En cambio, la atención se ha centrado más en la satisfacción de los propios voluntarios. Para equilibrarlo, se puede animar a los empleados a unirse a organizaciones que brinden resultados concretos y verificables.

El voluntariado desempeña un papel clave en los esfuerzos de desarrollo sostenible en un mundo cada vez más globalizado e interconectado.

Asegurar los esfuerzos de desarrollo sostenible

El voluntariado puede ser una experiencia gratificante que proporciona beneficios a las comunidades, a los propios voluntarios y a las empresas involucradas. Y es que, tanto a nivel local como internacional, el voluntariado desempeña un papel clave en los esfuerzos de desarrollo sostenible en un mundo cada vez más globalizado e interconectado. Sin embargo, las empresas deben asegurarse de que sus empleados participen en un voluntariado corporativo responsable que apoye el desarrollo sostenible, el bienestar y la resiliencia en las comunidades.

 

© IE Insights.

¿TE GUSTARÍA RECIBIR IE INSIGHTS?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscripción a la Newsletter

ÚLTIMAS NOTICIAS

VER MÁS INSIGHTS