"El Global Online MBA ha sido una experiencia transformadora. Además de aprender sobre negocios y administración de empresas ha supuesto una aventura única."

Chiara, Italia

Volver

Chiara Molena

Sobre mí

Me llamo Chiara Molena y soy directora general y directora de operaciones en GOMA: un proveedor internacional de servicios de marketing. Mediante una red global de trabajadores autónomos con dilatada experiencia, GOMA ofrece increíbles campañas digitales multimercado para ayudar a clientes de distintos sectores a potenciar su negocio internacional y gestionar su imagen online.

Comencé mi trayectoria profesional como especialista en marketing dentro de la industria de las bebidas y, desde entonces, he trabajado en Asia, Oceanía y Europa durante los últimos 10 años ayudando a marcas de bebidas premium a crecer y desarrollarse. En la actualidad, colaboro como consultora estratégica con ambiciosas startups de esta industria para ayudarlas a acelerar su crecimiento en el mercado nacional e internacional. La igualdad de género es una de mis pasiones. Por ello, el año pasado fundé GloWB, una red y comunidad emergente que proporciona apoyo a mujeres empresarias de todo el mundo.
QUIÉN

Chiara Molena, Italia

POSICIÓN

Cofundadora y directora de operaciones en GOMA (Globally Outsourced Marketing)

Programa realizado

Global Online MBA

Describe tu experiencia en el Global Online MBA con una sola palabra.

Enriquecedora.

¿Cómo crees que el Global Online MBA te ha cambiado la vida tanto a nivel profesional como personal?

El Global Online MBA ha sido una experiencia transformadora. Además de haber constituido una gran oportunidad para aprender sobre negocios y administración de empresas, el Global Online MBA de IE Business School ha supuesto una aventura única. Ha sido la carrera de fondo más difícil a la que me he enfrentado, lo cual significa mucho viniendo de una enamorada de los deportes de resistencia (mi forma de divertirme es hacer recorridos de senderismo de 150 km o nadar durante horas).

El programa ha ejercido una influencia muy positiva sobre mí.

He aprendido a sacar tiempo cuando parecía que el día no tenía suficientes horas, he hecho amigos de culturas que antes desconocía, he descubierto mis fortalezas y debilidades, he competido, he triunfado y he fracasado. Asimismo, he formado parte de equipos realmente sólidos que estaban integrados por personas con experiencias completamente distintas que además viven en la otra punta del mundo. En definitiva, he adquirido una mejor comprensión del mundo empresarial y he entendido lo diferente que es la forma de pensar y trabajar en distintos países.

También ha mejorado considerablemente mi confianza y mis habilidades comunicativas, que ya eran buenas antes del programa. Ahora, cuando entro en una sala de reuniones, soy más consciente de cómo puedo proyectar seguridad. Se me da mejor leer las expresiones del resto de personas y sé comunicarme de una manera más eficaz.

Además, ahora tengo la capacidad de redactar el presupuesto financiero de mi empresa, algo que también me ha resultado muy útil.

¿Qué consejo le darías a alguien que estuviese a punto de comenzar el programa?

Según entras en el aula el primer día y conoces a tu equipo, decides quién quieres ser dentro del programa. Tú decides si quieres competir con tus compañeros o trabajar mano a mano con ellos a lo largo de este intenso viaje de 15 meses en el que muchas jornadas alcanzan las 15 horas. Debes tener claro cómo de importante es para ti el reconocimiento. ¿Quieres ser el mejor de la clase y estar entre el 10 % de alumnos con mejores resultados? ¿O prefieres que, dentro de diez años, cualquiera de tus compañeros de clase siga recibiéndote con los brazos abiertos?

Soy una persona muy ambiciosa y competitiva. He obtenido resultados excelentes en todos los programas académicos en los que he participado, pero este MBA me ha enseñado a ser más humilde. Si conseguí buenos resultados en ciertas asignaturas, fue gracias a la ayuda de mis compañeros. Pese a todas las horas de trabajo, estaban dispuestos a sacrificar su tiempo para explicarme los conceptos que me resultaban difíciles.

Por esta razón, mi consejo es que empiecen el programa pensando en qué valor pueden aportar sus habilidades y experiencia al resto de compañeros y que estén preparados para ayudar y apoyar al resto del equipo, así como para aceptar sus conocimientos y ser conscientes de que, en muchas ocasiones, ellos serán mejores. Si tienen suerte como yo, conocerán a personas brillantes que se convertirán en amigos de por vida.

 ¿Cuál es tu mejor recuerdo del Global Online MBA hasta ahora?

No hay ningún momento específico; sinceramente, cualquier momento que he pasado con las maravillosas personas de nuestra promoción. Me he sentido agradecida, conmovida e inspirada más veces de lo que creía posible. También he vivido muchos momentos eureka y me ha sorprendido disfrutar de asignaturas a las que antes era bastante reacia, como contabilidad o control de gestión. Algunas clases y profesores eran simplemente espectaculares.

¿Cómo son las oportunidades de networking en el Global Online MBA?

Creo que el potencial de networking es increíble, pero solo para quienes se esfuerzan. No pasábamos ocho horas al día juntos como en un MBA a tiempo completo, y no nos íbamos de cañas o a tomar un café. Todos teníamos familias y amigos con los que estar después de nuestros trabajos a tiempo completo, por no hablar de las horas que pasábamos en las clases y los foros.

Está en nuestras manos aprovechar la experiencia al máximo y participar en asociaciones de alumnos. Yo, personalmente, prefiero la calidad a la cantidad. He conocido a personas geniales en IE Business School y he dedicado tiempo a charlar con ellas para conocerlas mejor, pero no pensaba necesariamente en qué podía conseguir de ellas.

Mantener esta relación implica estar dispuesta a coger el teléfono, a preguntarles qué tal están por Skype y a contestar en nuestro grupo de WhastApp. No es una pérdida de tiempo: así es como funciona el networking en un programa online global. Debes ir un paso más allá, ser proactivo y tener una cierta propensión a utilizar las redes sociales.

Has sido seleccionada entre los finalistas de 50 Best & Brightest de 2019 (lista que recoge a los mejores alumnos de programas de MBA) en Poets & Quants. ¿Crees que esto tendrá algún impacto sobre tu carrera?

No creo. Me sentí halagada y agradecida, pero dudo que esto llegue a convertirse en un tema de conversación con clientes o compañeros. No obstante, estoy orgullosa de representar a IE entre los 50 mejores y espero haber sido una buena portavoz de promoción de 2019 del Global Online MBA.

En tu entrevista con Poets & Quants con motivo de este reconocimiento, mencionabas que durante el programa del Global Online MBA cofundaste la plataforma de marketing digital GOMA y renunciaste a tu puesto corporativo para acceder al mundo del emprendimiento y las startups. ¿Cómo te ayudo el Global Online MBA de IE en esta transición?

Tuve la suerte de casarme con uno de los mayores expertos en relaciones públicas y comunicaciones digitales que conozco. Es el socio ideal para mí, ya que sus habilidades complementan las mías y compartimos una visión de negocio similar. Mi marido, Bogdan, llevaba años trabajando en campañas digitales multimercado en agencias y como consultor. Por otro lado, yo había dedicado la mayoría de mi carrera al marketing internacional. Nuestras conversaciones durante las comidas solían tratar sobre las dificultades y desafíos de dirigir campañas internacionales de marketing desde un núcleo central.

En cuanto empecé el programa, comenzaron a surgir todo tipo de ideas y conceptos; descubrí modelos de negocio que podían replicarse en otros sectores y desarrollé una mayor comprensión sobre el rendimiento y otras implicaciones financieras. En aquel momento, nuestras conversaciones pasaron a centrarse en las soluciones y no en los desafíos. Nuestras citas muchas veces se convertían en sesiones de brainstorming. Antes de que nos diésemos cuenta, había dejado mi trabajo en Beam Suntory, el gigante multimillonario de las bebidas donde había pasado tres años y medio increíbles. Poco después, estábamos creando nuestra propia propuesta de valor al tiempo que cursaba las asignaturas de emprendimiento del Global Online MBA.

Así nació GOMA (Globally Outsourced Marketing).

Liderada por Bogdan, la empresa creció de forma discreta pero rápida. Mientras, decidí dar otro salto en mi carrera y me uní a Distill Ventures, el único acelerador de la industria de las bebidas, como directora de marketing comercial para un proyecto de seis meses de duración.

Como director general, Bogdan se encargó de la creciente cartera de clientes de GOMA durante los siguientes meses, gestionando el acelerado crecimiento de la empresa.

Dado que el negocio necesitaba más planificación y organización, volví a tiempo completo como directora de operaciones.

Ahora gestionamos las campañas de varios clientes en los sectores de servicios y comercio electrónico gracias a nuestra colaboración con una red de autónomos con dilatada experiencia en Reino Unido, Alemania, Italia y otros mercados de Europa continental y Estados Unidos.

No pedimos a nuestros colaboradores que trabajen de nueve a seis ni que pasen el día en la oficina a menos que sea estrictamente necesario. Nuestro modelo de negocio se basa en una amplia red de expertos de primer nivel que forman equipos ad hoc para crear y ofrecer campañas de marketing digital y gestionar la reputación online de nuestros clientes. Nuestra filosofía de gestión se basa en la convicción de que, para conseguir resultados, la gente debe ser responsable y estar motivada. Esta filosofía orientada a los resultados nos permite colaborar con grandes talentos a los que atraemos y retenemos por el hecho de que les brindamos la oportunidad de trabajar desde cualquier lugar del mundo.

¿Crees que GOMA existiría si no hubieses estudiado el Global Online MBA de IE Business School?

Yo creo que sí, aunque el programa desempeñó un papel clave, ya que nos ayudó a anticipar y prevenir los desafíos. También nos ayudó a crear la empresa de la forma adecuada desde una perspectiva operativa y financiera, además de inspirar un punto de vista distinto a la hora de identificar oportunidades y aprovecharlas.