“Es un año muy intenso que se debe aprovechar desde el primer momento; pasa muy rápido, pero el conocimiento y las habilidades adquiridas y el networking con toda la comunidad IE perduran durante toda la vida.”

Jordi, España

Volver

Jordi Díaz Maiquez

Sobre mí

Jordi es actualmente CEO de Play&go experience, startup de base tecnológica cuya misión es ayudar a las organizaciones en sus procesos de transformación digital mediante la gamificación.

Emprendedor en serie, tras su paso en 2011 por IE, ha dirigido hasta la fecha tres startups de base tecnológica en los sectores del turismo (TripMenu), de marketing digital (Global e-Accelerator) y de la gamificación (Play&go experience). Durante este tiempo, ha compaginado su actividad como emprendedor con la faceta de asesor estratégico y de innovación a nivel internacional. Antes de cursar el máster, desarrolló su trayectoria profesional en la multinacional everis durante 10 años en el ámbito de la consultoría tecnológica y de negocio en proyectos para Telefónica, ONO y Orange, en España, y ETB y UNE, en Colombia, entre otros.
QUIÉN

Jordi Díaz Maiquez, España

POSICIÓN

CEO de Play&go experience

Programa realizado

Executive MBA Presencial

Describe tu experiencia en el Executive MBA con una sola palabra.

Transformación

¿Cómo crees que el Executive MBA ha cambiado tu vida tanto a nivel profesional como personal?

Cuando en una de las primeras sesiones del Executive MBA nos decían que durante el año del programa la mayoría de nosotros íbamos a afrontar uno o varios cambios radicales, tanto profesionales como personales, nos mirábamos con cara de sorpresa. La realidad para la mayoría de nosotros fue exactamente así, sobre todo para mí.

¿Qué pasó en ese año? Para un ingeniero superior de telecomunicaciones, como es mi caso, con 10 años de experiencia profesional en consultoría, pero con una carencia en conocimientos de administración y gestión de empresas, implicó adquirir una visión global del mundo de los negocios, afrontar los problemas con otra mentalidad, descubrir y desarrollar la capacidad de resiliencia y acostumbrarse a vivir en un continuo estado de cambio y adaptación al entorno.

Desde ese mismo año reorienté mi vida profesional hacia el emprendimiento. A partir de entonces, dirigí varias startups de base tecnológica en varios sectores y ciudades, aprovechando la necesidad de transformación digital de las organizaciones.

La combinación de una sólida base técnica y la gestión de proyectos, junto con los conocimientos y habilidades adquiridos en el Executiva MBA, ha hecho posible que afronte los constantes retos a los que me enfrento con una confianza y mentalidad diferente.

¿Qué consejo le darías a alguien que estuviese a punto de comenzar el programa?

Es un año muy intenso que se debe aprovechar desde el primer momento; pasa muy rápido, pero el conocimiento y las habilidades adquiridas y el networking con toda la comunidad IE perduran durante toda la vida. Intenta conocer a mucha gente: compañeros, profesores, estudiantes de otras promociones, etc., aunque pienses que su experiencia o actividad no tienen relación contigo. El mundo profesional es muy pequeño y puede que en el futuro os encontréis de nuevo. Acude a eventos y charlas ya que te ayudarán a llenar tu “mochila” con una infinidad de conocimientos y recursos.

Además, este periodo te ayuda a conocerte mejor, saber que puedes ampliar tus límites y llegar a otro nivel. Afronta este tipo de situaciones con determinación, pero con optimismo, apóyate en tus compañeros; cuando consigues un buen resultado después de mucho esfuerzo, la satisfacción por el trabajo bien hecho es inigualable.

¿Cuál es tu mejor recuerdo del Executive MBA hasta ahora?

Sin duda, fue el lanzar mi primera startup partiendo del Business Plan desarrollado durante el año del programa, ya que implicaba completar la aplicación de todos los conocimientos y habilidades adquiridas: recorrer el proceso desde la idea inicial y el análisis de la oportunidad de negocio hasta la constitución de la empresa y su implantación en el mercado, rondas de financiación y crear una cartera de clientes satisfechos y recurrentes.

Esto es algo que no me imaginaba cuando empecé el programa, y aún menos que seguiría emprendiendo e innovando después de casi 10 años de recorrido profesional. Sin duda, el Executive MBA fue el catalizador de este cambio.

¿Cómo son las oportunidades de networking en el Executive MBA?

La comunidad IE es amplísima, no solo está formada por tus compañeros de promoción, sino también por profesores, colaboradores y alumnos de otras promociones pasadas y futuras. Es como una gran familia que está repartida por todo el mundo. Todos compartimos ese vínculo común, y es nuestra responsabilidad aprovecharlo y potenciarlo.

El networking no se limita únicamente a lo presencial: aprovechando las propias herramientas del IE o las redes profesionales, puedes descubrir que en cualquier lugar del mundo y en cualquier actividad profesional encontrarás antiguos alumnos del IE dispuestos a ayudarte.

En mi caso, suelo aplicar la máxima de primero dar para luego recibir; aporta tus conocimientos a la comunidad, ofrécete para colaborar o asesorar a quien lo necesite. Cuanto más des, más recibirás.