Gracias a mis compañeros, el master se ha convertido en una de las mejores experiencias de mi vida.

Juan, España

Volver

Juan de Dios Lechuga

Sobre mí

Nací en Jaén, España, soy ingeniero industrial de profesión y estudié un executive MBA en el IE por mi interés en complementar mi visión de cómo funcionan las empresas desde la perspectiva de la alta dirección. La experiencia del EMBA en el IE me ha permitido enriquecerme gracias a la diversidad de perfiles y sectores en los que se desenvolvían mis compañeros aportándome una visión práctica de cómo se enfrentan las empresas a sus desafíos diarios.

Actualmente soy socio del área de riesgos financieros de KPMG en España. Desde mi posición actual participo en proyectos que mejoren modelicen el riesgo al que están expuestas las compañías garantizando la eficacia de los sistemas de gestión al tiempo que se preserva la eficiencia de los mismos. Como un apasionado de los datos y de las matemáticas transmito cada día a las personas con las que colaboro que los números son un mecanismo para tomar decisiones que hagan mejorar la manera en la que hacemos las cosas.
QUIÉN

Juan de Dios Lechuga, España

POSICIÓN

Partner KPMG

Programa realizado

IE Executive MBA presencial

Si tuvieras que definir tu experiencia en el Executive MBA en una sola palabra, ¿cuál elegirías?

Sin duda, compartir. Durante el master, son muchos los momentos en los que necesitas a tus compañeros y os ayudáis mutuamente. Esto hace que las clases, los trabajos y las semanas sean mucho más agradables y satisfactorias. Gracias a ellos, el master se ha convertido en una de las mejores experiencias de mi vida.

¿Qué destacarías de la experiencia del Executive MBA?

La posibilidad de trabajar y aprender con personas procedentes de contextos profesionales tan diversos es uno de los valores añadidos más destacados del Executive MBA. Compartir vivencias y conocimientos reales con profesionales de distintos perfiles, carreras o sectores, enriquece la experiencia de aprendizaje y contribuye a la visión eminentemente práctica del Executive MBA.

¿Qué es lo mejor de estudiar en un ambiente tan internacional?

Creo que la diversidad es un factor que te hace crecer tanto en el ámbito profesional como en el personal. Conocer distintas culturas y perspectivas te ayuda a ampliar tu visión del mundo y a adquirir nuevas ideas que te permiten desarrollar tu flexibilidad profesional y te preparan para trabajar en un mundo cada vez más globalizado.

¿Qué impacto ha tenido el Executive MBA en tu vida profesional? ¿Cómo ha enriquecido tu vida personal?

En el ámbito profesional, el Executive MBA me ha permitido complementar mi perfil de ingeniero. He adquirido habilidades y conocimientos que no había tenido la oportunidad de desarrollar, además de una visión global de cómo se dirige una empresa. Este conocimiento integral de las organizaciones supone un salto cualitativo para los que nos hemos formado en una rama o actividad específica, ya que nos permite elevar los problemas al nivel directo de manera mucho más eficiente. En lo personal, he ganado un grupo de amigos que sé que conservaré durante toda la vida.

¿Qué recuerdas de forma más intensa?

Los debates en clase. Al compartir opiniones y estar expuesto a distintas perspectivas, te das cuenta de que hay muchas maneras de enfrentarse a un mismo problema y que la combinación de esas ideas y el trabajo colaborativo es la única forma de avanzar y evolucionar.

¿Qué es lo más importante que debe saber un profesional que esté a punto de empezar su Executive MBA?

Hay dos cuestiones fundamentales que debe tener en cuenta. La primera es que el Executive MBA exige esfuerzo y dedicación. Las lecturas, el estudio, los trabajos individuales, las reuniones de grupo durante la semana y las clases los fines de semana requieren una buena organización personal para poder sacar el máximo provecho del curso. La segunda es que, al margen del sacrificio personal de los participantes, el entorno social, familiar y profesional de cada uno se convierten en un pilar clave para poder encontrar el tiempo y la energía necesarios para dar el máximo rendimiento en el master.

¿Qué tipo de profesionales has tenido la oportunidad de conocer?

La diversidad de los perfiles de los participantes es uno de los aspectos que más me sorprendió del Executive MBA. He tenido la oportunidad de colaborar con profesionales de distintas edades, nivel de conocimientos, habilidades y sectores, lo cual me ha permitido maximizar exponencialmente mi experiencia de aprendizaje y conocer de primera mano áreas e industrias a las que, de otra manera, no habría podido acceder.

¿Qué impacto ha tenido sobre tu red de contactos el hecho de estudiar en un ecosistema con tanto talento?

Estudiar con profesionales tan destacados y con tanto talento te obliga a ser más exigente contigo mismo, a esforzarte por ser más innovador y a practicar la autocrítica. Formarte en un entorno competitivo te ayuda a prepararte para la vida profesional en el mundo real, donde, si quieres generar un impacto y destacar, necesitas estar en constante evolución.

¿Eres el mismo que antes de cursar el Executive MBA?

Creo que soy más completo en todos los sentidos. Una experiencia vital de este calibre genera un fuerte impacto tanto en tu desarrollo profesional como en tu vida personal. He adquirido habilidades que me hacen más atractivo para el mercado laboral y me he convertido en un profesional más eficiente para mi empresa y mis compañeros. Además, he creado un entorno de amigos y profesionales de gran talento que estoy seguro que me acompañarán durante muchos años.