“En IE encuentras constantemente situaciones que te permiten trabajar con personas de distintos países, culturas y entornos”.

Sabina, Azerbaiyán

Volver

Sabina Iman

Sobre mí

Sabina Iman es una Alumni azerbaiyana de IE Business School que reside y trabaja en Madrid, ciudad a la que se mudó para estudiar el MBA de IE Business School en septiembre de 2017. Hasta entonces, siempre había vivido en Azerbaiyán, donde se licenció en literatura y trabajó 10 años en el Departamento de Estrategia de Comunicaciones de Marketing de Omnicom Media Group, una empresa líder en comunicaciones de marketing. En 2017, descubrió su pasión por el sector tecnológico y se mudó a España para desarrollarse a nivel profesional. A día de hoy, es directora de estrategia en Demtech International y se dedica a la consultoría de ventas, la innovación estratégica y las soluciones de startups para la industria tecnológica. Además, Sabina también está desarrollando su propia startup de servicios digitales de datos móviles.
QUIÉN

Sabina Iman, Azerbaiyán

POSICIÓN

Directora de estrategia en Demtech

Programa realizado

IE International MBA

Cuéntanos qué te llevó a estudiar el International MBA de IE Business School.

Empecé a interesarme por la tecnología. Era un ámbito que me llamaba bastante la atención, pero, por desgracia, en el mercado azerbaiyano no había demasiadas oportunidades en este sector, que yo veía como un motor de crecimiento. Cuando nació mi hija, comencé a ser consciente de lo que quería ser en el futuro, a dónde quería ir y cómo quería desarrollar mi carrera. Fue en ese momento cuando comprendí que necesitaba estudiar un MBA, e IE Business School parecía la opción perfecta.

¿Cómo encontraste tu puesto actual en Demtech?

Yo formaba parte del Tech Lab de IE Business School, donde trabajamos con Oracle en un desafío de blockchain para el sector de las telecomunicaciones, concretamente para Telefónica. El día que presentamos nuestro trabajo, ganamos dos premios al “Mejor Proyecto del Sector Teleco”. Fue un evento muy importante, y yo publiqué mucho sobre ello en LinkedIn. El evento estaba relacionado con el blockchain y Demtech iba a adquirir un cliente en esta industria, pero como no contaba con nadie que tuviese conocimientos empresariales y experiencia con blockchain, el CEO se puso en contacto conmigo a través de LinkedIn para ofrecerme un puesto. Aún estaba terminando el International MBA, así que tuve que aplazar mi incorporación hasta junio y combinar estas prácticas con las optativas de IE Business School durante los primeros meses. El horario era una locura, pero me ayudó a comprender la dinámica de la empresa, así que, cuando me gradué, ya sabía lo que iba a hacer. Empecé como becaria, aunque hubiese preferido empezar en un puesto en condiciones. Demtech no era una gran empresa, marca o consultoría, pero su modelo de negocio me parecía muy interesante.

¿Cuál es tu puesto actual y a qué se dedica la empresa?

La empresa se dedica a ofrecer servicios de aceleración de ventas y consultoría de ventas a startups. Su objetivo es identificar las carencias y necesidades de las organizaciones con el fin de adaptar las soluciones que ofrecen las startups a la transformación digital y la innovación estratégica de dichas empresas. Tras 6 meses trabajando en Demtech, los ingresos aumentaron un 60 %, lo cual supuso un cambio importante para la compañía. Fue entonces cuando ascendí a directora de estrategia y comencé a diseñar las estrategias de las startups que se estaban incorporando al mercado. Cuando las startups comienzan su actividad empresarial, no suelen contar con una estrategia de ventas; diseñan un producto y una propuesta comercial única, pero no una estrategia comercial. Mi trabajo es tratar de comercializar su presentación y su propuesta de valor, ayudando a las empresas a comprender las ventajas y los resultados empresariales que obtendrán si implementan esa solución.

¿Cuáles han sido los principales desafíos que has encontrado en tu camino?

Cuando decidí venir a estudiar el MBA de IE Business School, cambié de ubicación y de sector, lo cual supuso un gran desafío para mí. Abandonar la industria del marketing y mudarme a otro país al mismo tiempo que cuidaba de mi hija me resultó bastante difícil. Otro desafío fue conseguir un puesto de trabajo en el mercado europeo sin ser ciudadana europea ni disponer de un permiso de trabajo. Necesitaba que la empresa financiase mi visado, y lo hicieron porque yo puse las cartas sobre la mesa y fui muy proactiva durante todo el proceso. Por suerte, no supuso un gasto considerable para la empresa porque yo era una trabajadora altamente cualificada. Finalmente, también me resultó difícil poder permanecer en la empresa sin contar con el permiso. Tuve que hacer un gran esfuerzo para conseguirlo y, en un primer momento, me impidió acceder a un puesto de gestión.

¿Cómo te ayudó el MBA de IE Business School a superar estos desafíos?

Cuando presenté mi solicitud, buscaba un programa que pusiera a prueba mis habilidades de emprendimiento. Era consciente de que, en mi sector, necesitaba una mentalidad ágil de design thinking. IE Business School parecía tener buena fama en el ámbito del emprendimiento, y sabía que un MBA me aportaría conocimientos sólidos sobre el funcionamiento de las empresas desde el punto de vista financiero, operativo, estratégico y de marketing. El máster me ofreció una inmersión integral en todos los aspectos del emprendimiento, además de contar con unos profesores y unas estrategias de equipo fantásticos. En una de las asignaturas, Liderando Personas y Equipos, tuve a un profesor increíble: Fernando Bartolomé. Su manera de enseñar a través de distintos casos me ayudó a comprender cómo encajar en equipos muy diversos. En IE Business School encuentras constantemente situaciones que te permiten trabajar con personas de distintos países y distintas culturas. Es algo que ahora hago cada día en Demtech, ya que trabajo con compañeros de Colombia, Venezuela, España y Alemania. En las empresas pequeñas, las relaciones que se establecen en los equipos determinan en gran medida su eficiencia. Esta perspectiva me ha llevado a tratar de fomentar un entorno laboral sano y un equipo motivado en todo momento.

¿Qué implica ser mujer en el mundo laboral? ¿Qué consejo le darías a las mujeres jóvenes que están comenzando su andadura profesional?

Esta parte de mi trayectoria es poco común, ya que las mujeres suelen tomar otra dirección: o abandonan su carrera profesional o deciden dedicar unos años al cuidado de sus hijos. En mi caso, pasé por un proceso de transformación diferente. Me ayudó a comprender adónde quería llegar en la vida. Si tuviese que dar un consejo a las mujeres del mundo laboral actual, les diría que “sean iguales”. No importa el entorno en el que trabajen o si hay muchos hombres a su alrededor: no deben dejar que otras personas las ofendan.

Creo que sentirte como un igual te ayuda a comprender la dinámica laboral y la forma en la que se hacen las cosas, incluso las bromas. A veces, simplemente es una cuestión de cómo han funcionado las cosas durante años, especialmente en el sector tecnológico, que siempre ha sido una industria predominantemente masculina. Las mujeres nunca deben tomarse las cosas como algo personal, sino demostrar lo que valen y de lo que son capaces de conseguir. Considero que, primero, tienes que entender cómo funciona el juego y, después, tratar de cambiarlo poco a poco.