“Queremos adelantarnos a las necesidades del sector y desarrollar nuevas y mejores herramientas Legaltech”

news-startup-legaltech-master-alumni-blockchain

Tres alumnos del Doble Master de Abogacía y Emprendimiento y Tecnología montaron su propia startup, adelantándose así a las necesidades del sector y liderando el cambio a través del desarrollo de nuevas y mejores herramientas legaltech.

Gonzalo García-Valdecasas Colell, Antonio Vázquez Ferrer (Tono) y Javier Pascual Maldonado, alumnos del Doble Master de Abogacía y Emprendimiento y Tecnología, montaron su propia startup, CYSAE, que se dedica a la creación de smart contracts a medida, ofrece soluciones legales mediante blockchain, implementa soluciones para protección de datos y asesora para cualquier tipo de contratación tecnológica y asunto que fusione derecho y tecnología.

“Somos un equipo de juristas y tecnólogos que, mediante la sinergia de ambas áreas, queremos adelantarnos a las necesidades del sector. Esto nos permite ser más eficientes, rápidos y actualizados en la metodología de trabajo, invirtiendo así más tiempo en el trato con el cliente y en el desarrollo de nuevas y mejores herramientas de Legaltech”, aseguró Gonzalo en esta entrevista en la que nos cuenta todo sobre su experiencia con su startup CYSAE, los retos en el sector y su propuesta para acelerar la innovación y el desarrollo de tecnhologías legales en España.

 

¿Cuéntanos sobre la startup que montaste junto a tus compañeros de Master? ¿Cómo surgió la idea?

En el examen final del Master, una de las cuestiones que se planteaban, era que explicases como mejorarías a nivel tecnológico un despacho de abogados tradicional. Nuestra respuesta fue implementar la tecnología en la gestión del despacho, así como ofrecer herramientas LegalTech a los clientes como producto, con un verdadero valor añadido. Entre las herramientas que ideamos para dicho examen, se encontraba la posibilidad de utilizar SmartContract, basados en tecnología blockchain para dar a los clientes una solución a la gestión de sus contratos, no solo en el aspecto de asesoramiento y redacción del contrato, sino entregarle al cliente una herramienta que auto-ejecutara las cláusulas de dicho contrato, dando de esta manera un producto completo al cliente.

Tras la finalización del periodo lectivo del Master, y mientras que realizamos las prácticas asociadas, decidimos intentar llevar a cabo estas ideas. En primer lugar, nos reuníamos todos los jueves y sábados para trabajar conjuntamente e intentar dar forma a nuestro proyecto. Asimismo, acudíamos a todas las conferencias o eventos relacionados para poder aprender y conocer personas con nuestros mismos intereses.

En una de estas charlas conocimos al que fue uno de nuestros futuros inversores, que nos ayudó en la parte puramente tecnológica del proyecto.

Un día, él nos dijo que, para continuar con el proyecto no podíamos compaginarlo con un trabajo como abogado en un gran despacho y que si realmente creíamos en nuestro proyecto debíamos dedicarle el 100% de nuestro tiempo. Así lo hicimos.

Fue una decisión dura, pues a todos nos ofrecieron renovar en nuestros respectivos despachos (Ecija y Andersen) pero decidimos dar el salto.

Lo primero que hicimos fue presentarnos al Legal Global Hackathon, en la que tuvimos la suerte de quedar segundos con nuestra aplicación para votación en juntas de socios a través de Blockchain y la generación de la documentación asociada. Por otro lado, estamos trabajando en proyecto de estampación de certificados universitarios en blockchain y en transparencia para ONGs y RSC con blockchain.

  “Me encantan las nuevas tecnologías y siempre he querido especializarme en este sector. Una de mis ilusiones era montar mi propia startup basada en la innovación y pensé que dicho Master me podría ayudar, y así fue”

 

¿Qué herramientas te dio el IE que te permitieron seguir el camino que siempre quisiste, el del emprendimiento en el mundo del legaltech?

El Master me dio muchísimas herramientas para poder llevar a cabo este proyecto. En primer lugar, me dio un profundo conocimiento en derecho societario, que es esencial para poder lidiar con mis propios socios, socios inversores, con sus respectivos aumentos de capital, la redacción y comprensión de los pactos parasociales y estatutos, y en general, para cualquier relación en el ámbito social.

Por otro lado, los diferentes profesores de IE Law School me transmitieron el entusiasmo por el emprendimiento y me enseñaron a creer en mis propias ideas, así como las herramientas para plantear los informes de viabilidad financiera, los CANVAS y sobre todo aprender a programar para poder entender a desarrollar yo mismo y entablar conversaciones y explicaciones con programadores profesionales.

Igualmente, aprendí a proteger mis desarrollos de software a través del aprendizaje en propiedad industrial y finalmente, a entender los entornos de telecomunicaciones con las asignaturas de protección de datos, empresas digitales y legaltech.
news-cusae-legaltech-blockchain-alumnos-derecho
¿Qué es lo más valioso que aprendiste en el proceso de montar tu propia startup?

Lo más valioso que he podido aprender es a ponerme en los zapatos del cliente; entender sus inquietudes e intereses como gestor de una empresa es lo que me permite asesorar a futuros clientes con un mayor entendimiento.

 

Desde tu experiencia, ¿cuáles son los retos que afrontan las startups? ¿Cuáles son las oportunidades?

Hoy en día es bastante caro montar una empresa en España. Durante los primeros meses o años es difícil generar un rendimiento económico directo; se deben pagar muchas tasas e impuestos solo por llevar a cabo tu proyecto, sin haber generado todavía ningún tipo de ingreso.

Por otro lado, el sector de la innovación tecnológica tiene mucho auge en estos momentos. Todas las grandes empresas están muy interesadas en estas nuevas tecnologías que van surgiendo, y existen pocos profesionales especializados en este sector. Por tanto, existen grandes oportunidades de negocio y trabajo.

 

¿Cuál sería tu propuesta para acelerar la innovación en el sector?

Creo que se deberían llevar a cabo políticas que de verdad permitiesen la creación de nuevos proyectos sin tener que incurrir en grandes gastos. Si la gente quiere desarrollar ideas que aporten valor, deben poder hacerlo fácilmente. No debe ser una decisión tan dura tener que dejar tu empleo para aportar soluciones innovadoras al sector.

Por otro lado, deberían existir más programas formativos que fueran transversales como el Doble Master de Acceso a la Abogacía y Emprendimiento y Tecnología, para poder tener una visión global y adquirir habilidades de diferentes sectores.

Prepárate para transformar y liderar el cambio en el sector jurídico

Conoce el Doble Master de Abogacía más disruptivo