Volver

Alumnos de la Legal Clinic analizan la regulación aplicable a las “fake news” en distintas jurisdicciones

news-legal-clinics-fake-news-project

Un equipo de la Clínica Jurídica de IE Law School realizó un informe en el que comparaba la regulación aplicable a las “fake news” en diferentes jurisdicciones, un tema complejo y difícil de regular. Hablamos con los alumnos, el supervisor del proyecto y el Director General de Newtral para que nos cuenten más sobre su experiencia en la Clínica Jurídica y los retos que se presentaron el proyecto.

Como todos los años, concluimos el año académico con la presentación de los proyectos desarrollados en la IE Legal Clinic. Este año se ha otorgado un premio al mejor proyecto. Para ello, se ha atendido a una combinación de dos factores: interés y actualidad del tema (impacto del proyecto) y calidad del trabajo realizado por los alumnos, tomando en consideración la complejidad de las cuestiones abordadas. El proyecto ganador de este año fue el realizado para el cliente Newtral sobre la regulación de las “fake news” en diferentes jurisdicciones.

Hablamos con el supervisor del proyecto, Carlos Martínez, abogado en Ventura Garcés & López-Ibor, Tomás Pastor, Director General de Newtral, y los alumnos de grado y Máster que formaron parte de este proyecto para que nos expliquen la complejidad del trabajo, los retos afrontados y su experiencia en la Clínica Jurídica de IE Law School.

 

El proyecto para el cliente Newtral analizó la regulación de las noticias falsas en diferentes jurisdicciones

En los últimos años el tema de las “fake news” ha ganado importancia y es una causa de preocupación en todas las jurisdicciones, ya que se trata de una cuestión que resulta compleja de definir y regular. La principal dificultad pasa por encontrar un equilibrio entre los derechos fundamentales de los ciudadanos -derecho de información, de expresión, al honor.

Aunque las noticias falsas siempre han existido, hoy son más peligrosas debido a la imparable expansión del uso de internet y el poder de las redes sociales.

En este contexto, el trabajo consistió en la realización de un informe en el que se comparaba la regulación aplicable a las “fake news” en diferentes jurisdicciones: España, Reino Unido, Francia, Unión Europea y Estados Unidos.

“En el marco de dicho análisis, los alumnos concluyeron que no existe una regulación específica en relación con el fenómeno de las fake news en ninguna de las jurisdicciones analizadas —aunque sí existían proyectos legislativos en diferentes legislaciones—. No obstante, los ordenamientos jurídicos nacionales de dichos países sí cuentan con instrumentos que permiten abordar el problema de las fake news, aunque quizás de forma mejorable”, explicó Carlos Martinez, del despacho Ventura Garcés & López-Ibor Abogados, supervisor del proyecto y colaborador en la IE Legal Clinic.

Dada la ausencia de regulación en este ámbito, y la complejidad del tema, los alumnos tuvieron que analizar, para cada una de las jurisdicciones, (i) si existía alguna definición del término “fake news”; (ii) el estado de la regulación existente; (iii) cómo los tribunales habían lidiado con casos relacionados con las “fake news” en anteriores ocasiones; y (iv) si existía algún tipo de tendencia o iniciativa para comenzar a regular las “fake news”.

“La participación en este proyecto es un valor añadido que diferencia la formación de un abogado, ya que no solo incluye un amplio trabajo de investigación en temas jurídicos complejos, sino que te enseña también habilidades prácticas muy útiles a la hora de incorporarse a un despacho en el futuro” dice Nieves Bayon, alumna del Doble Master de Acceso a la Abogacía Bilingüe.

3-loom-house-and-newtral

Alumnos de Grado que participaron en el proyecto Newtral

Colaboración y creatividad para solucionar problemas

La colaboración que se da entre alumnos de grado, alumnos de máster, el despacho y el cliente, hacen que la experiencia en la Legal Clinic sea verdaderamente enriquecedora.

“Al estar a cargo de un equipo de trabajo con múltiples personalidades que además tienen conocimientos diferentes, trabajar para un cliente real y colaborar junto con un despacho que supervisa el proyecto, hemos ganado una visión global de los problemas y nos ha preparado un poco más para la práctica real”, aseguran Alejandro y Nieves.

Por su parte, Liza-Marie Azar, alumna del Grado en Derecho y Relaciones Internacionales, explica que trabajar con alumnos de Master ha sido muy valioso. “La colaboración integral de cinco alumnos de grado, dos alumnos de Master, un abogado y el cliente, fluyo perfectamente y aprendimos muchísimo de cada uno de ellos”.

La IE Legal Clinic nos ayuda a potenciar habilidades como la capacidad de gestión de equipos de trabajo, el control del estrés y la organización del tiempo. La IE Legal Clinic proporciona a los estudiantes tanto de grado como de máster una oportunidad única de ponerse en situaciones reales.

Tanto Tomás Pastor, Chief Executive Officer en Newtral (cliente del proyecto), como Carlos Martinez, destacan la capacidad que tuvieron los alumnos para abordar el reto de una manera integrada en cuanto a la participación de los distintos miembros del equipo y la necesidad de cubrir varias jurisdicciones, cada una con visiones complejas y distintas.  “Los alumnos fueron muy autónomos aportando ideas propias y puntos de vista que luego eran supervisados por el despacho. Insisto en el trabajo en equipo porque debían cubrir información en tres idiomas y los planteamientos por país son heterogéneos”, asegura Tomás y agrega que desde el primer momento los alumnos propusieron ángulos alternativos.

“Un ejemplo es la propuesta de trabajar sobre el concepto de difamación, complementario al que se adopta con las “fake news” desde el periodismo, más centrado en aspectos empresariales o personales en el primer caso frente al de información y gestión pública en el segundo”, explica Carlos del despacho supervisor. “Cualquiera podría pensar que, ante la ausencia de una regulación específica respecto al fenómeno de las “fake news”, unos alumnos con tan poca experiencia se podrían haber bloqueado. No obstante, no fue así, sino todo lo contrario, buscaron respuestas alternativas que satisficieran los requerimientos del cliente”, afirma Carlos.

“Me ha sorprendido la pasión y profesionalidad que los alumnos han mostrado en relación con el proyecto. Los alumnos se comportaron como si se tratara de un equipo de abogados de cualquier despacho, trabajaron de forma eficaz, dirigidos de forma extraordinaria por los alumnos de máster”, dijo Carlos Martinez, del despacho Ventura Garcés & López-Ibor Abogados y supervisor del proyecto”

 

El valor social y educativo

Los proyectos realizados en la Clínica Jurídica permiten a los futuros abogados aprender Derecho de forma activa, enriquecedora y acercarles al ejercicio profesional de la abogacía a través del trabajo pro bono, puesto que está dirigido, prioritariamente, a organizaciones no gubernamentales y startups. De esta manera, también tienen un impacto social.

Para los alumnos, una experiencia profesional es fundamental, solo así van más allá de la teoría y se acercan a la práctica jurídica real y desarrollan sus “soft skills”.

“La formación en Derecho comparado que nos da IE Law School me ayudó en el proyecto y estoy segura que me ayudará a lidiar con problemas globales en el futuro, ya que me ha enseñado a percibir los problemas con una nueva mirada, desde un punto de vista analítico y comparativo. Esta manera de aprender Derecho es esencial en el mundo globalizado en el que vivimos”, dijo Liza-Marie Azar.

“Las clínicas jurídicas son muy importantes para la formación de los alumnos como futuros abogados. Desde mi perspectiva, la abogacía es un oficio, una forma de hacer las cosas. En este sentido, no es posible aprender de forma teórica un oficio, sino que se requiere práctica. Los conocimientos técnicos son imprescindibles para cualquier abogado, pero el oficio de la abogacía trasciende dichos conocimientos técnicos, exige dotarse de capacidades en relación con la comprensión de los problemas de los clientes y la propuesta de soluciones satisfactorias”, certifica Carlos, que destaca el valor social y educativo de las clínicas jurídicas.

La Clínica Jurídica de IE ofrece a los alumnos una oportunidad para demostrar su capacidad de trabajo, su pasión por la abogacía, sus habilidades para trabajar en equipo, así como la oportunidad de descubrir el camino que quieren seguir una vez finalizada su formación jurídica.