Las competencias que debe tener el abogado del futuro

news-retos-abogado-futuro

¿Cuáles son las habilidades que deben aprender los nuevos profesionales para afrontar la irrupción de la tecnología en el sector? Esto es lo que aprendimos en la última conferencia organizada por el comité de jóvenes abogados de la International Bar Association (IBA): Los fundamentos del negocio internacional legal: retos y tendencias del abogado del siglo XXI.

La irrupción de las nuevas tecnologías están entrando de manera aún muy tímida en los despachos de abogados, pero su apuesta ya es decidida. “Aunque se han hecho muchos progresos en los últimos años, todavía queda muchísimo camino por recorrer”, alerta Javier de Cendra, decano de IE Law School, que acogió la conferencia Los fundamentos del negocio internacional legal: retos y tendencias del abogado del siglo XXI, organizada por el comité de jóvenes abogados de la International Bar Association (IBA).

A este respecto, De Cendra destaca una gran traba para que la entrada de la tecnología sea una realidad en toda la profesión y no sólo en los despachos más punteros: “Una primera barrera psicológica y técnica (relacionada con la percepción sobre la seguridad y confidencialidad de los datos) que ha retardado la incorporación de la inteligencia artificial y el machine learning de manera generalizada en el sector, pero que ya se está superando, tiene que ver con la decisión de migrar archivos y procesos a la nube, un paso previo necesario para posibilitar la utilización masiva de herramientas por empresas de pequeño y mediano tamaño”.

“La profesión de la abogacía está atravesando un proceso de cambio muy relevante y los futuros profesionales deben estar preparados para ejercer en un entorno profesional cambiante”, asegura Soledad Atienza, vicedecana de IE Law School. 

Pero además de la tecnología, Atienza destaca la importancia vital de la globalización, que exige a los profesionales que sean capaces de trabajar en un entorno internacional con clientes de diferentes jurisdicciones y en asuntos transnacionales. Esto hará que aquellos profesionales dedicados al derecho de los negocios tengan que cambiar su manera de completar tanto su carrera laboral como su formación, que más que nunca debe ser continua.

“Para afrontar estos retos, es clave que los abogados del futuro se formen no sólo en los conocimientos técnicos jurídicos, sino en habilidades y competencias, como la creatividad y el pensamiento crítico, necesarios para trabajar en un entorno tecnológico, internacional y además cambiante”, subraya la vicedecana.

Junto con la prudencia y una alta formación moral y técnica y en humanidades, Javier de Cendra añade otra característica que debe contar un profesional que desee destacar en la abogacía de los negocios: “Dar un servicio adecuado al cliente requiere conocer su situación, que pasa, en el caso de las compañías, por tener formación en gestión de empresas”.

news_iba_management_skills_lawyers

Lee el artículo completo publicado en Expansión Jurídico aquí.