Volver

La transformación digital y la globalización conquista las aulas de derecho

Digital transformation and globalization conquer law school classrooms

La tecnología no sólo ha cambiado la forma de impartir una clase, sino que también ha revolucionado los contenidos. Los alumnos de derecho buscan adquirir conocimientos técnicos adaptados a un mercado disruptivo. Así lo han demostrado los alumnos que este año han participado en el Comprative Law Challenge.

El término new law derecho nuevo, se refiere al asesoramiento transversal en todos aquellos temas a los que no llegan las leyes tradicionales, desde las criptomonedas hasta los vehículos sin conductor. Y, por qué no, hasta el derecho extraplanetario.

Son materias que suenan disruptivas o futuristas, pero que ya son realidad en algunas aulas y que, por supuesto, es algo que ya están demandando los estudiantes y futuros abogados, que no quieren terminar sus estudios y desembarcar en un mercado laboral en el que tendrán que asesorar de materias en las que no han podido formarse durante sus años universitarios.

Al menos, eso es lo que piensan los alumnos de IE University (España), Bocconi (Italia), la Universidad de Edimburgo, Tilburg (Países Bajos) o Getulio Vargas (Brasil), que coincidieron recientemente en la competición internacional organizada por IE Law School, el Comparative Law in Action Challenge.

Está claro lo que quieren los estudiantes. Pero, ¿cómo se ve desde el lado institucional?¿Están preparadas para afrontar el reto?

“La transformación digital y la globalización están provocando cambios disruptivos en el sector jurídico. La reflexión de las escuelas de derecho debe centrarse en cómo adaptar y dar respuesta con su propuesta formativa y la investigación de sus profesores a esta nueva realidad”, asegura Eugenia Castrillón, vicedecana de IE Law School.

“Se trata de garantizar que los graduados tengan los conocimientos y las habilidades adecuadas para enfrentarse con éxito a una profesión jurídica en constante cambio, avanzando en una triple dirección: la internacionalización de los programas, la formación en derecho de la tecnología y en el uso de tecnología para el derecho”, asegura Eugenia Castrillón.

Pero el cambio en la forma de entender la formación es mucho más profundo y responde a una reflexión mayor. Por eso, Castrillón considera que “en momentos de cambio es particularmente importante facilitar el diálogo entre la ciencia, la academia y la sociedad y fomentar una investigación que contribuya a diseñar esta nueva realidad de manera fructífera, poniendo el conocimiento en beneficio del conjunto de la sociedad”.

Las aulas, y lo que allí aprenden los futuros abogados, están sufriendo una transformación para adaptarse a un mundo permanentemente disruptivo, y uno de los ejemplos de cómo las facultades de Derecho lo hacen es a través de competiciones globales, como el Comparative Law Challenge. Preguntamos a los alumnos que participaron en esta competición, cómo ven el futuro de la educación jurídica.

La opinión de los alumnos

Hannah Illathu – IE (España)

La alfabetización jurídica (uso del lenguaje técnico y comprensión de jurisprudencia) es un ideal particularmente importante que puede no recibir suficiente atención en los primeros años de la formación educativa de cualquier abogado.

 

Carlo Maria Serranò – Universidad de Bocconi (Italia)

El reciente aumento de las misiones en el espacio y las nuevas oportunidades de inversión darán lugar a un nuevo tipo de litigio sobre temas extraplanetarios, ampliando el número de cursos de derecho espacial, hasta la fecha relegados a algunas universidades de EEUU.

 

Stella Wang – Universidad de Edimburgo (R. Unido)

En el futuro, las cuestiones legales no serán tan sencillas como antes. Un caso nunca volverá a estar relacionado solo con una única especialidad. Un abogado o juez necesitará formarse para obtener más habilidades y competencias mixtas.

 

Reuben Hofman – Universidad de Tilburg (Países Bajos)

Los programas que abordan la regulación de nuevas tecnologías serán realmente diferenciadores. Asistimos a innovaciones sin precedentes a las que la ley no ofrece ninguna solución, como el bitcoin. Otros desarrollos clave con las big tech o las noticias falsas.

 

Amanda Lima – Fundación Getulio Vargas (Brasil)

La educación jurídica debe hacer hincapié en la aplicación de la tecnología en materias más tradicionales como derecho civil, penal o administrativo, de forma que los abogados (más familiarizados con la tecnología) puedan diferenciarse.

 

El articulo original fue publicado en Expansión Jurídico. Accede aquí