“Creo que IE University enseña a los estudiantes y al profesorado que todos tenemos alguna forma de expresión artística, ya sea la escritura, la fotografía, la música u otra”.

Anna, Alemania

Doble Grado en Derecho y Relaciones Internacionales

volver

Anna Lotta Hattig

Sobre mí

Me llamo Anna y soy alemana. Nací en Hamburgo pero me crie en Berlín. He vivido en muchos lugares diferentes a lo largo y ancho del mundo. Pasé un año de instituto en Costa Rica y, al terminar la enseñanza secundaria, me mudé a Argentina y viví allí otro año. He vivido en Madrid durante los últimos cuatro años, pero ahora estoy cursando un semestre de intercambio en Reims. Ahora, en el quinto y último curso del Doble Grado en Derecho y Relaciones Internacionales de IE University, intento hacer mías estas palabras de Kate Tempest: "Mira de nuevo y verás a los dioses alzarse tras los ojos más humanos y modestos".
QUIÉN

Anna Lotta Hattig, Alemania

POSICIÓN

Estudiante de grado

La exploración de la creatividad: una experiencia enriquecedora

Después de haber vivido en Buenos Aires durante un año, Anna decidió estudiar en España para seguir practicando su español. Buscando universidades internacionales en Madrid descubrió IE University, de la que le interesaron sus programas de doble grado que vio como una oportunidad única para combinar una licenciatura en Derecho con formación en Relaciones Internacionales. Al principio, Anna pensaba que se trataba de dos áreas muy dispares, el Derecho era una materia de estudio intensivo y las Relaciones Internacionales algo más creativo y basado en los debates, pero ahora tiene claro que ambas se complementan muy bien. También valora la extensa experiencia de sus profesores, que han hecho que su aventura de aprendizaje fuera algo tremendamente interesante e interactivo.

En cuanto a lo profesional, IE University le ha enseñado mucho sobre cómo triunfar en el mundo corporativo, cómo presentarse como profesional y cómo entrar en el mercado laboral. Las ferias de empleo, las actividades de desarrollo profesional y los consejos para la redacción de su CV le han sido de gran utilidad. También es cierto que a veces desearía que la universidad pusiera más énfasis en el desarrollo personal, potenciando capacidades como la creatividad, la solidaridad o la participación social. En cualquier caso, Anna ha hecho muchos buenos amigos en IE University, algo que sin duda le ha servido a nivel personal.

Durante el primer curso, Anna creó el Improv Club, del que ha sido presidenta desde entonces. El club ha recibido mucho apoyo por parte de IE Campus Life, una institución que ha contribuido sin duda al éxito de las actividades y eventos del club: desde sus sesiones semanales hasta las colaboraciones con otros clubs. Para Anna, el club ha supuesto también una oportunidad para conocer a otros estudiantes de IE University en un contexto distinto donde podían relajarse, salir de la zona de confort y pasarlo bien. Anna anima a todo el mundo a que participen en un club que les motive.

Además del Improv Club y de su amor por el teatro, Ana boxea en su tiempo libre. Explica que es un forma estupenda de sacudirse el estrés y la frustración. También le encanta trabajar con niños, por eso, desde que vive en Madrid, ha sido monitora de un grupo local de Scouts. Se reúne con el grupo una vez por semana, participa en excursiones de fin de semana y supervisa campamentos más largos como los de verano o Semana Santa. En sus ratos de ocio, a Anna le gusta leer, tocar la guitarra o salir con sus compañeros de piso.

A Anna le apasiona la lectura, y también ha probado suerte con la escritura: presentó un relato breve a los Premios en Humanidades de la Fundación IE. Aunque llevaba escribiendo relatos toda la vida, nunca se había atrevido a mostrarlos al público. Durante la pandemia, dedicó más tiempo a escribir y tuvo más tiempo para leer. Se dio cuenta de que leer a otros autores le inspiraba a continuar escribiendo, y se alegró mucho de que la Fundación IE reconociese su trabajo.

Su relato trataba sobre la vida y la muerte en una isla remota, un tema que eligió por la universalidad de sus ideas y porque suponía un viaje a un mundo lejano al que quería invitar a sus lectores. Un panel multidisciplinario de jueces premió su obra, lo que la motivó a compartir otros relatos. En la ceremonia de entrega de premios pudo conocer a algunas de las mentes más creativas de IE University.

Para Anna, las artes y las humanidades pueden resumirse en una cita de El Club de los Poetas Muertos: “La medicina, el derecho, los negocios y la ingeniería son actividades nobles y necesarias para dignificar la vida. Pero la poesía, la belleza, el romanticismo y el amor son las cosas que nos mantienen vivos”. Vaya donde vaya en su futuro profesional, está segura de que las artes y las humanidades, especialmente la literatura, serán parte del camino.

Anna cree que, de no haber sido por el certamen de la Fundación IE, nadie habría leído jamás sus relatos y se habría perdido las opiniones tan valiosas que recibió. Piensa que los Premios en Humanidades de la Fundación IE motivan a los estudiantes a explorar su lado creativo, y que todos tenemos algún tipo de expresión artística. En IE University, Anna ha conocido a muchas personas creativas y ha recibido apoyo, consejo y ánimos siempre que lo ha pedido.

El verano pasado Anna terminó unas prácticas en el Instituto Aspen, un famoso think tank político de Alemania, que supusieron una experiencia muy interesante. También ha trabajado como consultora para la organización Adelante, investigando desigualdades en las políticas de desarrollo europeas. En el futuro, espera ampliar su experiencia política y trabajar en Alemania.

¿QUIERES RECIBIR MÁS INFORMACIÓN SOBRE ESTE PROGRAMA?

RECIBIR INFORMACIÓN