“Ser parte de un equipo te ayuda a convertirte en algo más grande.”

Ghita, Morocco

volver

Ghita El Hachmi

Sobre mí

Mi nombre es Ghita El Hachmi y soy marroquí. Nací en Marrakech, donde viví hasta que entré en IE University. Cuando estaba en el instituto, viajé a Madrid para participar en un Modelo de Naciones Unidas, un encuentro donde los estudiantes participan en simulaciones de las relaciones internacionales diplomáticas. Fue allí donde me enamoré de la ciudad y de la política. Esta experiencia fue una de las principales razones que me impulsaron a estudiar en IE University. Después de tres años, la experiencia ha superado con creces mis expectativas. En mi tiempo libre, me gusta jugar al fútbol y formar parte de un equipo, algo que ha servido para enriquecer mi experiencia en la universidad.
QUIÉN

Ghita El Hachmi, Morocco

POSICIÓN

Undergraduate student

Ghita está convencida de que formar parte de un equipo significa formar parte de algo más grande. Ya sea en sus aficiones o en sus estudios, Ghita aplica está filosofía a todos los aspectos de su vida.

Ghita estudió los dos primeros cursos del grado en Segovia, donde pudo aprovechar todo lo que ofrece la ciudad. Hacía tiempo que quería jugar en un equipo de fútbol, y está convencida de que entrar en uno ha sido una de sus mejores decisiones. Cree firmemente que los lazos que se crean entre los compañeros de un equipo son algo especial. Cuando se mudó a Madrid en tercer curso, no podía concebir la idea de dejar de jugar y se apuntó a otro equipo de la capital. No importa cómo, ser parte de un equipo es fundamental.

Desde que entró en IE University, Ghita tiene más confianza en sí misma y una mentalidad más abierta, lo que atribuye en gran medida al ambiente internacional de la propia institución. Ella habla inglés, francés, español y árabe, todas ellas lenguas reconocibles en los pasillos de la universidad y las instalaciones del campus. Solo en su equipo de fútbol hay más de trece nacionalidades diferentes, y cuando salen al campo se puede escuchar un gran número de lenguas.
Este entorno la ha ayudado muchísimo en sus estudios. Como estudiante de Políticas, necesita mirar al mundo desde muchas perspectivas, y pasar de materias como la macroeconomía por la mañana a la teoría legal por la tarde. Ahora tiende a analizar todos los problemas desde una perspectiva política, legal y económica.

Su mentalidad global innata y sus habilidades de pensamiento crítico, que tiene muy desarrolladas, la han llevado a participar en el Modelo Internacional de Naciones Unidas GIMUN 2020, celebrado recientemente en Ginebra. La conferencia tuvo lugar en el Palais des Nations de Ginebra, donde Ghita tuvo la oportunidad de presidir el comité del Congreso Panafricano de 1945. Aunque era la primera vez que presidía un evento similar, el estar acostumbrada a tratar con personas de todo el mundo le sirvió para estar a la altura de las circunstancias y conseguir que el comité bilingüe se reuniese para escribir una resolución al final de la conferencia.
Además de su incuestionable amor por el fútbol, que le ha servido para hacer amigos, esforzarse en sus estudios y concentrarse en sus objetivos, otra de las aficiones de Ghita es leer y aprender sobre política. Disfruta descubriendo los detalles de otras culturas y países de primera mano, conversando con sus gentes, y, al mismo tiempo, trata de dar una imagen lo más fidedigna posible de su Marruecos natal.

En el futuro, a Ghita le gustaría entrar en la carrera diplomática, una ambición con la que ha soñado desde que participó en su primer Modelo de la ONU en Madrid, y que su reciente experiencia en el GIMUN 2020 no ha hecho más que reforzar. El pasado verano, la pandemia le hizo posponer sus prácticas profesionales en la Embajada de Marruecos en España, pero sigue centrada en su objetivo. Un amigo le habló del proyecto Propaedia Internacional, una plataforma para compartir conocimientos en cuatro idiomas diferentes. Sus habilidades lingüísticas hacían de ella la candidata perfecta, y pronto pasó de ser traductora y redactora a convertirse en directora de Recursos Humanos. Como tal, ha desarrollado un eficiente proceso de selección de mujeres de todo el mundo, y ahora está invitada a viajar a Ginebra, Shanghai, Tirana y Port-la-Nouvelle siempre que quiera.

En cuanto a su filosofía de vida, Ghita piensa que “todo sucede por una razón”. Si no hubiese participado en el Modelo de la ONU, no habría acabado estudiando en Madrid. Si no hubiese elegido este programa de estudios, no habría presidido el comité del GIMUN. Y si la pandemia no hubiese sucedido, no habría formado parte del proyecto Propaedia International.

Entre tantas eventualidades, una cosa está clara: ya sea en fútbol, en política o en los proyectos profesionales, ser parte de un equipo te ayuda convertirte en algo más grande. Nosotros estamos convencidos de que podemos esperar grandes cosas de Ghita en el futuro.

¿Quieres recibir más información sobre el programa del Grado en Filosofía, Políticas, Derecho y Económicas?

Más información