volver

Alumnos de IE University participan en Shanghái en la mayor competición de jóvenes emprendedores con proyectos sociales

Los alumnos, de cinco nacionalidades diferentes, optan al prestigioso Premio Hult, impulsado por el presidente Clinton y dotado con un millón de dólares para la financiación de una start up de carácter sostenible

Alumnos de IE University participan por segundo año consecutivo en el prestigioso Premio Hult, la mayor competición para estudiantes con proyectos emprendedores con un fin benéfico, y dotado con un premio de un millón de dólares.

El equipo formado por los alumnos de Administración de Empresas de IE University Stefan Wolf Staertzel (Alemania), Victor Berthon (Francia), Pablo Otero (España) y Carlos Beltrán (Venezuela/España) se clasificó el año pasado dentro del TOP 4 de la final regional de Dubai. Este año, el equipo de estudiantes de IE – al que se han sumado dos alumnos más, Mauri Lahti, de Finlandia y Elvira Luna, de España-  confían en superar en Shanghái esta clasificación que fue todo un éxito dado que competían con expertos con doctorados, MBAs o Másters.

El Premio Hult, al que se presentan más de 20.000 alumnos de todo el mundo de más de 500 universidades e instituciones de más de 150 países, es una iniciativa de Hult y Clinton Global Initiative para fomentar el desarrollo de proyectos emprendedores sociales en el ámbito de la salud. Este premio, en definitiva, concede la oportunidad a emprendedores de todo el mundo a  innovar y cambiar el pensamiento de la sociedad sobre el trabajo social. Los distintos equipos formados por estudiantes competirán en cinco ciudades distintas hacia un mismo objetivo, ganar un millón de dólares que se destinarán a la financiación de una start up de carácter sostenible. Las finales regionales tendrán lugar el día 13 y 14 de Marzo en las ciudades de Boston, San Francisco, Londres, Dubai y Shanghai, ciudad donde competirá el equipo formado en IE University.

El Premio Hult 2015 estará enfocado en crear start-ups basados en la sostenibilidad y encontrar soluciones para incrementar el acceso a la educación infantil a diez millones de menores de seis años de los suburbios. El autor del desafío, el Presidente de EE.UU Bill Clinton afirmó que “Este premio va más allá de representar una solución a un problema; trata  sobre cómo debe funcionar el mundo en el siglo XXI.”