volver

Arancha González, Madeleine Albright y Mircea Geoana analizan los desafíos de la Seguridad Transatlántica inclusiva en la era COVID

Transatlantic Conference 2020

La ministra española de Exteriores, Arancha González, la ex Secretaria de Estado de Estados Unidos, Madeleine Albright, y el Secretario General adjunto de la OTAN, Mircea Geoana, participan en la Conferencia Transatlántica 2020, moderada por Susana Malcorra, Decana de IE School of Global and Public Affairs, y Nicholas Burns, de Harvard Kennedy School.

En un mundo cada vez más complejo y tensionado, restaurar la confianza perdida en la alianza transatlántica es clave y para ello se necesita voluntad de colaborar y conversaciones francas. Así lo resumió Madeleine Albright, Ex Secretaria de Estado de los Estados Unidos, en una conferencia el jueves organizada por IE School of Global and Public Affairs, el Belfer Center forScience and International Affairs de Harvard Kennedy School y la Fundación Rafael del Pino.

La confianza solo se puede reconstruir si tenemos “una relación de adultos” y sabemos hablar con franqueza sobre los problemas y las diferencias en asuntos como la democracia, los derechos humanos, los nacionalismos, y tomar acciones concretas, subrayó Albright en este encuentro, celebrado bajo el título “Redefiniendo la seguridad trasatlántica inclusiva en la era Covid”.

Según la estadounidense, es urgente poner las cartas sobre la mesa y hablar, porque “es mucho más difícil recuperar la confianza una vez que se ha perdido.” Así, se refirió a algunas de las principales divergencias, como las relaciones con China y con Rusia, la cuestión de Turquía, la OTAN y Palestina e Israel.

“No nos puede dar miedo la reestructuración de la arquitectura del orden liberal”
Madeleine Albright, ex Secretaria de Estado de Estados Unidos

“No nos puede dar miedo la reestructuración de la arquitectura del orden liberal”, apremió, recordando que “una crisis es una oportunidad y hay que ver cómo aprovecharla”.

Arancha González, Ministra española de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, fue la encargada de abrir la conferencia y lo hizo con una llamada a Europa y Estados Unidos a rebajar la tensión y las fricciones en el ámbito comercial, económico y de inversión, para reimpulsar la economía.

Madeleine Albright | IE

Foto: Lauren Bulbin

Los ciudadanos necesitan que la economía se recupere y para ello Europa y Estados Unidos han de resolver sus diferencias económicas, incluidas la vertiente tecnológica o la impositiva, dijo.

En su opinión, los políticos tienen el desafío de demostrar con acciones que están decididos a restaurar esa confianza en el vínculo transatlántico, Para ello, propuso renovar la relación en tres áreas, empezando por el aspecto económico para superar la crisis, la cooperación para resolver conflictos que ya existían y se han agravado, como la guerra en Siria, y reconstruyendo el multilateralismo para adaptarlo al mundo actual, dando respuesta a los problemas globales y a la demandas de los ciudadanos.

González, que ocupó el cargo de Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional (ITC), insistió en que no vivimos en un mundo de independencias, sino de fuerte interdependencia, con grandes problemas globales como el cambo cambio climático, la desigualdad socioeconómica y la brecha tecnológica. Por ese motivo consideró que va a hacer falta un nuevo contrato social para que nadie quede rezagado: “Necesitamos uncontrato con vocación transatlántica de forma que Europa y América se acerquen más uno a otro”.

La jefa de la diplomacia española también se mostró partidaria de una mayor inversión en las instituciones para proteger a los ciudadanos. “Las instituciones son la suma de las inversiones que los accionistas quieren hacer. Si se invierte mucho, se saca mucho provecho”, afirmó. “Hoy, proteger significa invertir más en sistemas de gobernanza multilaterales”.

Por su parte, Nicholas Burns, profesor de diplomacia y relaciones internacionales en la Harvard KennedySchool, quien moderó el encuentro junto a Susana Malcorra, decana de IE School of Global and PublicAffairs, sostuvo que nunca hemos vivido un tiempo en el que haya habido tantas diferencias a un lado y otro del Atlántico, pero hizo hincapié en que “hay otra América diferente de la de Donald Trump”. “El 75 por ciento de los representantes del Congreso de Estados Unidos desean una asociación con Europa y la mayoría creen en una OTAN fuerte”, apuntó.

También Albright manifestó su deseo de que en Estados Unidos haya una nueva Administración que comprenda la importancia de estas relaciones. “No es sorpresa para nadie que yo apoye a JoeBiden, que tiene mucha experiencia en temas transatlánticos y está dispuesto a llevar a cabo acciones concretas”, dijo.

Para Mircea Geoana, Secretario General adjunto de la OTAN la clave para renovar las relaciones está en la unidad y la defensa de los valores comunes. Según él, no podremos salir de esta crisis si los dos lados del Atlántico no se reconectan, con franqueza y con un propósito renovado de construir un proyecto global.

Geona recordó que la alianza transatlántica es uno de los pilares de la gobernanza mundial y recalcó que la OTAN y la Unión Europea no pueden separarse porque son las dos caras de una misma moneda. Además, subrayó que la seguridad es el prerrequisito para el desarrollo y la paz y, por tanto, es más importante aún en estos momentos de transformación por la Covid-19. En ese sentido, llamó a invertir en seguridad, pero no solo en cantidad, sino en calidad.

El mundo se está haciendo cada día más complejo, coincidieron todos los expertos de la conferencia. En un momento de tanta incertidumbre y tensiones, este Diálogo sirvió para transmitir ese mensaje de esperanza que tanto se necesita, indicó Susana Malcorra, ex Jefa de Gabinete de la Secretaría General de la ONU. “La clave es que seamos capaces de traducir lo que representan lasinstituciones a los ciudadanos comunes”.

 

Vea el evento virtual completo aquí.