volver

Reducir las brechas de innovación educativa y reforzar las competencias digitales de los jóvenes, claves del futuro educativo según enlightED

enlightED presents ‘Keys to Reducing Educational Gaps’ report

La 5ª edición de enlightED vuelve los días 16 y 17 de noviembre, la gran cita mundial de la innovación educativa.

Reducir las brechas de innovación en educación, resolver la falta de competencias ante las nuevas necesidades sociales y solventar la falta de competencias digitales para conectar con los jóvenes y buscar un cambio positivo, son algunos de los grandes retos educativos que ha identificado el informe de enlightED “Claves para reducir las brechas educativas”. enlightED, la conferencia mundial sobre educación, tecnología e innovación, organizada por Fundación Telefónica, IE University y South Summit, celebrará su 5ª edición en formato presencial durante los días 16 y 17 de noviembre. Desde su creación en 2018, enlightED ha reunido a más de dos millones de espectadores de 46 países y 300 ponentes internacionales, consolidándose como un referente mundial en el ámbito de la formación, la innovación y la tecnología.

Tres grandes claves para reducir las brechas educativas en la era digital

El informe, disponible para descargar en enlighted.education, se articula en torno a estos tres grandes retos educativos y 17 claves: reducir las brechas de innovación en educación, resolver la falta de competencias en relación con las nuevas necesidades sociales y solventar la falta de competencias digitales. Estas conclusiones son la reflexión conjunta de los más de 147 pensadores mundiales que debatieron sobre los desafíos y oportunidades del sector de la educación en la era digital, en la última edición de enlightED 2021. Vinton Cerf, Daniel Goleman, Howard Gardner, Kiran Bir Sethi, Hadi Partovi, Dean Kamen, Wendy Kopp o Olli-Pekka Heinonen, son algunos de los nombres que han participado en el informe extrayendo conclusiones prácticas en torno al gran debate educativo.

A partir de estos tres grandes ejes, se desvelan algunas de las conclusiones más reveladoras relacionadas con el impacto de la tecnología en el futuro laboral, el papel de la inteligencia artificial en la educación, la formación del profesorado en competencias digitales o la brecha educativa en países de renta media y baja.

El futuro laboral exige el cambio del currículo escolar en el que el aprendizaje basado en la resolución de problemas será clave para dominar las nuevas tecnologías. Esta nueva enseñanza debe enfocarse desde la creatividad, la colaboración y la resolución de problemas. Según análisis de los expertos, los estudiantes que aprenden ciencias de la computación en secundaria, no solo tienen un 17 % más de probabilidad de ingresar en una carrera universitaria, sino que también son mejores en la resolución de problemas.

El papel de la inteligencia artificial en la educación. En enligtED se dibujaron tres niveles sobre los que la IA debe pivotar. El primero de ellos es que debe ser una herramienta de educación, para que los profesores la utilicen como apoyo en sus lecciones. El segundo nivel apunta a que la IA debe ser estudiada para comprenderla y saber cómo crearla. Es una tecnología que, de forma paulatina domina diferentes sectores y debe estar incorporada en nuestras vidas de forma natural. Y, el tercer nivel, señala que debemos centrarnos es el nexo de los dos niveles anteriores: tenemos que prepararnos para vivir en un mundo cada vez más dominado por la IA.

El profesorado, como núcleo del sistema educativo, debe formarse en competencias digitales. Destacan también los expertos la importancia de conectar la tecnología con las personas, pero no imponerla. En este sentido, se ha abordado la importancia de implementar en edades tempranas la enseñanza de la tecnología. Al igual que se ha introducido la educación de diferentes áreas en la narrativa infantil, la tecnología exige lo mismo.

¿Cómo nos preparamos para los trabajos que aún no existen?

Tenemos que modificar el entorno actual y trasladarlo también a la sociedad activa. Los jóvenes deben tener la oportunidad de estudiar a jornada completa y debemos ofrecerles las pasarelas adecuadas para que los alumnos puedan entrar y salir del mundo laboral. Las sociedades deben eliminar la necesidad de tener un título para acceder a muchos puestos y también debe suprimir la exigencia de años de experiencia para los trabajadores esenciales.

Las habilidades tecnológicas impulsarán a las personas a adquirir nuevos empleos, pero Lo que marcará la diferencia serán las competencias sociales, las cualidades esencialmente humanas que serán fundamentales para el futuro.

El informe completo disponible para descargar en enlighted.education.