Se buscan lideres digitales 2000x1131

Se buscan líderes digitales

Aunque el foco de atención se suele situar en la tecnología, la parte más importante del proceso de transformación digital de una organización es la cultura. En este proceso estratégico, contar con líderes digitales en todas las áreas de una organización es clave para desarrollar un lenguaje común. Cristina Álvarez y Borja González del Regueral, profesores de IE Business School, inciden en la profunda reflexión que toda empresa debe mantener para que un proceso de transformación constituya una verdadera inversión. En realidad, dicen, la tecnología es la parte más sencilla.

Cristina Álvarez: La tecnología y el cambio de hábitos en los consumidores representan la gran disrupción desde el punto de vista de los negocios. La transformación y el impacto de estos factores conducen a un estilo de liderazgo distinto. Desde hace años está presente la tecnología, pero actualmente la combinación de coste y capacidad de procesamiento es prácticamente marginal. La digitalización es accesible a cualquier organización.

Borja González: Ya sea desde el ámbito de las telecomunicaciones del que procedes, Cristina, o desde el de la energía, el cambio que he visto habla de considerar la tecnología como una inversión y no como un gasto. Sin embargo, muchas veces se dedican recursos sin tener claro un objetivo. Es ahí donde entra en juego la figura del líder digital: una persona que sepa agitar la coctelera y concrete objetivos para los muchos recursos que ofrece la tecnología.

 

Cristina Álvarez: Se suele decir que hay mucho hype en torno al mundo digital. En muchos foros se habla de ello, pero desde mi experiencia he visto que muy pocas organizaciones han llevado a cabo una reflexión integral sobre el uso que quieren dar a estas herramientas. Invertir en big data o en blockchain no implica ser digital; se trata de un proceso más razonado en el que lo más importante es el concepto de transformación del core y su impacto en la cuenta de resultados.

Borja González: Es cierto. El 99 % de las empresas son tradicionales, pero todas quieren parecerse a Google. ¿Cómo competimos si todos queremos ser GAFA? Habría que decir que no todas las organizaciones tienen las mismas necesidades, ni el mismo tipo de cliente. Con el paso del tiempo se ha ido entendiendo la necesidad de razonar una estrategia para tomar la tecnología como un activo más y no como un fin. De esta manera, la transformación pasa a ser cultural, que es la parte más importante del proceso.

Se ha ido entendiendo la necesidad de razonar una estrategia para tomar la tecnología como un activo más y no como un fin. De esta manera, la transformación pasa a ser cultural.

Cristina Álvarez: Ahí está la clave. La tecnología es la parte más sencilla del cambio. La más complicada tiene que ver con las personas. Este impacto es un asunto transversal a toda la organización. El cambio de los hábitos de consumo exige salir de la verticalidad de las estructuras tradicionales y, si no existen líderes digitales en todas las áreas de la empresa, simplemente la transformación no se llevará a cabo.

Borja González: Y para eso hay que adaptar el discurso. Es un proceso complejo, pero necesario, para que distintos equipos se entiendan desde la tecnología como un leitmotiv.

 

Cristina Álvarez: El lenguaje común tiene que ser el del negocio, es decir, ¿cómo ayuda esta u otra herramienta a mejorar el negocio? Perfiles técnicos, de márketing, financieros o de recursos humanos deben entender cuál es su ganancia en un proceso de transformación. Es más bien un viaje colectivo en busca de un objetivo común. Eso sí, que nadie espere resultados a corto plazo.

Borja González: Efectivamente, es un viaje largo guiado por la satisfacción del cliente. Hay que girar 180 grados para enfocarse en el cliente. Parece un cambio muy sutil, pero arrastra todo lo demás. Desde recursos humanos hay que identificar el talento y las habilidades necesarias para liderar a los equipos en esa dirección.

 

Cristina Álvarez: Volvemos a hablar de liderazgo. Está medido que las compañías con mejor rendimiento a nivel mundial son aquellas en las que, a todos los niveles de su organización, entienden que la tecnología es un factor de disrupción de su modelo de negocio. Después, podríamos hablar del nivel de riesgo y de la velocidad con la que se quiera actuar. No hay dos transformaciones iguales.

Borja González: Yo añadiría el componente de la honestidad. Antes de diseñar una estrategia, el diagnóstico de la organización debe ser honesto, de 360 grados. Saber qué tienes, qué necesitas, dónde estás, cómo has llegado hasta aquí y hacia dónde te quieres dirigir son preguntas clave en cualquier reflexión previa. Muchas veces el error viene de no conocer el punto de partida.

Hay que ser el primero, aunque se trate de un producto imperfecto. El cliente siempre te va a comprar ese ‘convenience’.

Cristina Álvarez: Esta es una reflexión interna que tiene que hacer cada área. De no llevarla a cabo, pueden surgir fracturas importantes en el proceso de cambio.

Borja González: Coincido. Sin este análisis interno no hay transformación que valga, sino puro maquillaje. También hay que tener en cuenta que, al adoptar un enfoque estratégico, surgirán muchas preguntas sin una respuesta clara.

 

Cristina Álvarez: La digitalización ha replanteado la función de todos los departamentos. Por eso, la velocidad no será igual en cada una de las áreas de negocio. En este entorno, la velocidad es el factor competitivo más importante en el mundo de la empresa.

Borja González: Y los plazos son ahora mucho más cortos. Por tanto, la mentalidad también debe ser diferente y más flexible ante las nuevas incertidumbres. Eso nos lleva a conceptos como la creatividad, la experimentación o la curiosidad. No hay fracaso, sino lecciones aprendidas.

 

Cristina Álvarez: La forma de aprender es haciendo. Vale más tener un producto en el mercado que sea mejorable a no tener ninguno. Eso aporta ventajas competitivas y agilidad. Sin embargo, hay que ser el primero, aunque se trate de un producto imperfecto. El cliente siempre te va a comprar ese convenience.

 

© IE Insights.