Volver

IE realiza los eventos “Sustainable Mindset” como entidad solidaria de la COP25

Sustainable Mindset | IE Business School

IE University, una entidad solidaria de la COP25 insta a sus estudiantes a dejar una huella en el mundo con una serie de eventos en el campus durante las últimas dos semanas.

IE University fue fiel a su lema “Educación para la sostenibilidad” con una serie de eventos IE Sustainable Mindset durante dos semanas en el campus, utilizando los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas como marco para avanzar en la contribución de los estudiantes a los desafíos más urgentes del mundo.

La importancia de las finanzas sostenibles y los EDG, la economía circular y la necesidad de una taxonomía verde se encontraban entre los diferentes puntos de debate planteados.

En su papel como una entidad solidaria de la COP25, IE explicó la importancia de la educación como motor de cambio en la economía, la sociedad y la biosfera.

“IE University participó en la COP25 con paneles y actividades en el campus porque creemos que las universidades son una de las herramientas más poderosas para generar conocimiento, crear conciencia sobre la crisis climática y promover el cambio”, dijo Cristina Andrade de Campus Life.

El “Rol de las finanzas sostenibles” ocupó un lugar central en el evento Sustainable Mindset en la que Martin Boehm decano de IE Business School dio la bienvenida a los invitados a una mesa redonda que incluía a: Iván Díez Saínz, Country Head Iberia y Latam; Groupama, Almudena Mendaza, Jefa de Ventas de Iberia; Natixis IM, Marisa Aguilar, Directora Gerente; Jefe de Iberia; Allianz Global Investors y Joaquín Garralda, Decano de Asuntos Académicos y Asesor Principal de Innovación Social en IE.

“IE Business School está muy preocupada por la sostenibilidad y como poder apoyar y alinearse a los objetivos de sostenibilidad desarrollados por las Naciones Unidas”, dijo Martin Boehm.

“El papel de las finanzas en la sostenibilidad es absolutamente necesario porque para tener un impacto en el mundo se necesitan medios financieros para lograrlo”.

Boehm destacó como IE Business School incluye en el plan de estudios, la sostenibilidad para preparar a los futuros líderes.

“Podemos ver cómo nuestros estudiantes de finanzas inscritos en los másteres [programa] del departamento de finanzas están comprometidos con la sostenibilidad y están tratando de dejar una huella en el mundo”, dijo Bohem, señalando el éxito de la iniciativa del Máster en Finanzas con Financieros sin Fronteras.

“Viajaron al África subsahariana para ayudar con proyectos de micro financiación e implementar ideas para un impacto duradero en la economía en sociedades menos privilegiadas”, explicó Boehm. “Este ejemplo específico muestra cómo la administración, los negocios, los inversores y los financieros pueden tener un impacto y dejar una huella en el mundo e intentar crear un futuro mejor para todos nosotros”.

El panel de IE destacó la nueva dirección del sector financiero y la sostenibilidad que está trabajando en tres líneas centrales para medir la sostenibilidad y el impacto social: los llamados ESG por sus siglas en ingles (Medio Ambiente, Social y Gobernanza). Estos criterios ayudan a determinar el futuro rendimiento financiero de las empresas a través de análisis de beneficios y riesgo.

“Podemos ser diferentes, pero todos vamos en la misma dirección. Tenemos que cumplir hasta 2030 con los objetivos de los ODS. Podemos enfocarnos más en algunos objetivos o ESG que en otros, pero vamos en la misma dirección, y esto es un buen punto de partida”, dijo Díez Saínz.

El panel concluyó que es necesario que los reguladores promuevan la transparencia y establezcan estándares globales o una taxonomía verde para evitar el llamado greenwashing. Esto implicará invertir con una mentalidad a largo plazo para avanzar en la transición hacia el objetivo final.

“El primer paso es tener una taxonomía más homogénea en Europa para poder diferenciar a las personas que están haciendo los ESG correctamente con métricas específicas y los que no”, explicó Mendaza.

“No se trata de invertir en energía verde pura. Se trata de lo que necesitamos ahora, y eso es invertir en la transición [energética]”, dijo Aguilar. “El paso es redirigir el capital privado hacia el enorme cambio económico que necesitamos para impulsar a la sociedad para combatir la crisis económica.”

Garralda explicó que el objetivo a largo plazo de estos eventos y acciones debería ser involucrar a las personas en el dialogo sobre los ESG y la sostenibilidad.