Volver

“Boss Ex Machina” Primera Beca Marie Curie otorgada a un investigador de IE Law School

Boss Ex Machina | IE Law School

El profesor Antonio Aloisi ha obtenido la Beca Marie Skłodowska-Curie de la Unión Europea por el proyecto “BOSS EX MACHINA”: Mapping and Understanding the Technological Transformation of Managerial Prerogatives in Workplaces Driven by Machines, AI and Algorithms" . Esta beca de investigación suma al enfoque que IE pone en la investigación de nuevas tecnologías.

El professor Aloisi ha centrado su investigación académica en el impacto de la tecnología sobre las normativas laborales y las instituciones sociales. Su exhaustiva investigación en el campo del futuro del trabajo, lo ha llevado a participar en diversos proyectos de investigación, incluyendo la beca Marie Curie para desarrollar su gran proyecto de investigación: BOSS EX MACHINA”: Mapping and Understanding the Technological Transformation of Managerial Prerogatives in Workplaces Driven by Machines, AI and Algorithms”.

“Estamos orgullosos de que la Comisión Europea haya concedido al profesor Antonio Aloisi esta prestigiosa y competitiva beca de Marie Skłodowska-Curie de la Comisión Europea”. Antonio Aloisi es el primer profesor de IE Law School al que se le ha concedido dicha beca, y el octavo de IE University. Esto se suma al enfoque que IE pone en la investigación de nuevas tecnologías, así como en los retos que están por venir, como el del futuro del trabajo. Estamos convencidos de que el resultado de la investigación tendrá grandes implicaciones para el mundo académico, para las empresas y para la elaboración de políticas”, dice Marie José Garot, vicedecana de IE Law School.

 

Sobre el estudioAntonio Aloisi | IE Law School

Las máquinas, la inteligencia artificial y los algoritmos están reconfigurando el trabajo y las relaciones de poder en un gran número de sectores, con consecuencias legales y sociales trascendentales.

Estas herramientas determinan una “mutación genética” de las prerrogativas legítimamente ejercidas por los empleadores. Aunque tales tecnologías tienen el potencial de crear ambientes flexibles mediante el estímulo de la competencia organizativa, también pueden ser instaladas de forma irresponsable e indiscriminada, poniendo en peligro los derechos de los trabajadores y en detrimento de la regulación laboral.

“‪Desafortunadamente, el COVID-29 ha acelerado las tendencias subyacentes en fábricas y oficinas. Vemos que las Tecnologías de la Información y la Comunicación no están creando mayor libertad laboral, sino están profundizando la jerarquía y el control, incrementando el sesgo y la desigualdad en el trabajo”, explica Aloisi.

El estudio investigará las diferentes prácticas permitidas por la última generación de dispositivos digitales, entendidos en su completa definición, que abarca tanto soportes físicos, como los objetos portátiles, las tabletas de asistencia y los exoesqueletos, así como instrumentos intangibles como software, apps y plataformas. Su poder transformador gira en torno a cómo redefinen las relaciones (de poder) entre las partes contractuales en el entorno de trabajo, lo que se verá afectado por la existencia o ausencia de una regulación. Si asumimos que esta mutación genética es neutral, la teoría explicará cómo el riesgo de un control excesivo puede ser mitigado para ofrecer autonomía real, desarrollo personal y flexibilidad real.

Este trabajo será de naturaleza cualitativa y adoptará un enfoque pragmático e innovador y analizará ejemplos de casos concretos en los que se han puesto en marcha estas prácticas modernas. Asimismo, se basa en una metodología integrada, que es tanto descriptiva como analítica.

Durante el estudio, el profesor Aloisi recopilará un número de casos para mostrar cómo la industria tecnológica, los actores sociales y los responsables políticos abordan este fenómeno. A continuación, estudiará el impacto de las nuevas tecnologías de gestión digital en los formularios contractuales, el derecho laboral e instituciones sociales. Finalmente, examinará si el marco legal de la Unión Europea puede aceptar estos modelos sin obstaculizar la innovación, y la manera en la que podría integrarlos. La teoría resultante servirá como un estudio del estado de salud y de los resultados de la normativa, con el objetivo de evaluar las medidas políticas puestas en marcha recientemente por varias instituciones. Aunque esta está estrechamente ligado al campo del derecho laboral, el análisis legal se sitúa en la confluencia de varias disciplinas.