“El Máster no sólo me ha servido para fomentar mis conocimientos en Derecho español, sino que además me ha permitido incrementar mis capacidades técnicas, para trabajar en distintas áreas del Derecho a nivel internacional”

Rubén, España

Doble Máster de Acceso a la Abogacía y Asesoría Jurídica de Empresas

Volver

Rubén Basoco

Sobre mí

Rubén ha crecido rodeado del mundo del Derecho, y después de estudiarlo en la universidad, decidió hacer un Doble Máster de Acceso a la Abogacía y Asesoría Jurídica de Empresas en IE Law School. Lo que destacaría del Máster es el profesorado, ya que son profesionales, abogados ejercientes. A Rubén le gusta aprovechar su tiempo libre leyendo un buen libro, tocando el piano, haciendo ejercicio, viajando y, sobre todo, disfrutar con la familia y amigos. Al terminar el Máster quiere poner en práctica todos los conocimientos adquiridos e incorporarse a un despacho de abogados, siempre con la aspiración de seguir aprendiendo.
QUIÉN

Rubén Basoco, España

POSICIÓN

Alumno de Máster

¿De dónde eres? ¿Has vivido en el exterior?

Nací en Logroño donde he vivido hasta que terminé bachillerato y me fui a Pamplona a estudiar Derecho a la Universidad de Navarra. Actualmente, estoy viviendo en Madrid donde estoy cursando el doble Máster de Abogacía y Asesoría Jurídica de Empresa en el IE Law School.

Aunque no he vivido de forma permanente en el extranjero, sí he pasado algunas temporadas, menos largas de lo que me hubiera gustado, en EEUU e Italia.

 

¿Por qué decidiste estudiar derecho?

Mi padre es abogado y casi todos mis familiares se dedican al mundo de la empresa, por lo que desde que era un niño he tenido la oportunidad de crecer en un entorno estrechamente relacionado con el Derecho. El vivir día a día tan cerca de lo que es la abogacía, el estudio constante que requiere y sobre todo el factor humano que lleva implícito su ejercicio, son los factores que me impulsaron a estudiar Derecho.

 

¿Qué destacas de la experiencia (tanto profesional como personal) en IE Law School? ¿Alguna anécdota que te gustaría compartir?

En el ámbito profesional, destacaría la oportunidad de trabajar con el amplio profesorado del IE Law School, quienes no solo son muy buenos docentes, sino que son grandes profesionales. Creo que, a la hora de escoger un máster de abogacía, es esencial que el parte del profesorado sean abogados ejercientes, porque los alumnos estamos a un paso de salir al mundo real y no creo que haya nadie mejor para prepararnos y acercarnos a lo que es esa realidad.

En el ámbito personal, lo que más destacaría son los compañeros y la forma en la que vives el máster con ellos. Esta experiencia es mucho más intensa que la universidad, pasamos todos los alumnos casi todas las horas del día juntos y las relaciones de amistad que genera son muy fuertes. Otra cosa que destacaría, es que el método de enseñanza del IE se basa en la preparación de casos prácticos por grupos, lo que ayuda a entender lo que es la abogacía y qué es el trabajo en equipo y lo más importante, por lo menos en mi caso, creo que en el máster aprendemos que las lecciones más importantes vienen de nuestros compañeros, de todo lo que aprendemos al trabajar juntos.

Una anécdota que me gustaría compartir y que es otro aspecto a destacar del IE Law School, es la oportunidad que te brinda de poder participar en distintos proyectos. Durante el Máster pude participar con un grupo de amigos del máster en el Legal Challenge que organizó Baker Mckenzie y fue una experiencia muy enriquecedora donde se mezclaron tanto el componente personal como profesional y, desde luego, fue un ejemplo muy real de lo que tendremos día a día en el despacho en que estemos.

 

¿Qué áreas del derecho te interesan y por qué?

Las áreas del Derecho que más me interesan son el mercantil e inmobiliario, porque ambas áreas implican un reto diario, por la problemática tan variada que presentan y por la constante complejidad de sus estructuras.

 

¿Crees que el IE te da una visión más global y comparada del derecho?

El Máster no sólo me ha servido para fomentar mis conocimientos en Derecho español, sino que además me ha permitido incrementar mis capacidades técnicas, para trabajar en distintas áreas del Derecho a nivel internacional. Muchos de los casos de estudio que se nos plantean implican aprender a conciliar distintos regímenes jurídicos, y considero esencial aprender a trabajar con ellos, porque cada vez más, son parte de nuestra cultura jurídica.

 

¿Has tenido alguna experiencia en el extranjero? ¿Qué aprendiste de la experiencia, de la cultura, de la manera en la que ven el derecho?

Desde que era muy joven he tenido la oportunidad de viajar con regularidad, incluso de pasar largas temporadas en EEUU e Italia, como comentaba anteriormente. Aunque nunca de forma permanente, estar en contacto con otras culturas siempre te brinda una visión más completa de lo que el mundo espera de ti, como persona y como profesional. Cuando te quieres dedicar al mundo jurídico, te das cuenta de que el Derecho está en casi todos los aspectos de nuestra vida, y eso hace que también aprendas a relacionarte con lo que te rodea de una forma muy distinta. Salir al extranjero, en la mayoría de las ocasiones, comporta un aprendizaje acelerado de cómo otras culturas, y sobre todo otras personas, afrontan su relación cotidiana con el Derecho, consiguiendo una visión más completa de lo que nos espera más allá de nuestras fronteras.

 

¿Cuáles son tus hobbies o intereses, qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Me encanta tener tiempo libre para desconectar y aprovechar los huecos para viajar, aunque en el día a día me gusta disfrutar de mi tiempo libre leyendo un buen libro, tocando el piano, haciendo ejercicio y sobre todo pasando tiempo con mis amigos y familia.

 

¿Cuáles son tus planes al finalizar el Máster de Acceso a la Abogacía? ¿Cuáles son tus metas profesionales?

Al finalizar el máster de acceso me incorporaré a un despacho de abogados para poner en práctica todas las lecciones aprendidas durante este año, entrando en contacto de verdad con la vida profesional.

A largo plazo, es más complicado fijar una meta concreta, pero creo que todos los estudiantes de esta institución aspiramos a seguir aprendiendo, a ganar responsabilidad con el tiempo, y a utilizar esa responsabilidad en beneficio de grandes profesionales y de las personas que confían en nosotros como abogados para solucionar sus problemas.

 

¿Cuál es tu opinión acerca del impacto de la tecnología en la práctica del derecho? Y, ¿cómo crees que te afectará a ti (y a tu generación) en el futuro cercano?

La tecnología progresa continuamente y estoy seguro de que la que exista de aquí a unos años será muy diferente y eso es algo extraordinario porque significa que avanzamos.

Creo que la tecnología sólo puede traer cosas buenas para la abogacía, los procesos serán mucho más rápidos y la forma de trabajar será distinta. Es responsabilidad de los abogados saber adaptarnos y aprovecharnos de esas mejoras para poder seguir prestando servicios de calidad. A diferencia de otros trabajos, no considero que las máquinas vayan a sustituir la profesión de la abogacía. Estos avances supondrán cambios en la forma de trabajar, pero lo cierto es que nuestra profesión tiene un alto componente humano, saber comunicar, escuchar y empatizar con los clientes son aptitudes esenciales.

¿Quieres recibir más información sobre este programa?

Recibir información